NoticiaCottolengo

El Cottolengo de Málaga vuelve a sus orígenes

Publicado: 01/07/2022: 4352

Social

La Casa del Sagrado Corazón de Málaga abrió sus puertas en 1965 para acoger a los más pobres y descartados de la sociedad y, entre ellos, a muchos afectados por la poliomielitis, que hizo estragos en aquellas fechas. Eran personas que tenían muchos problemas de movilidad y requerían mucha atención. Hoy, casi 60 años después, entre los más de 40 acogidos gran parte de ellos presentan problemas de movilidad, graves problemas de salud, además gran complejidad social y mucho sufrimiento personal...

Son los propios trabajadores sociales de los hospitales, voluntarios de las Cáritas parroquiales y de los servicios sociales de toda la provincia de Málaga, los que se ponen en contacto con el Cottolengo, explica el director de esta Casa, Patricio Fuentes, «tenemos muchas personas acogidas que vienen de hospitales de la provincia. Nos llaman porque una persona ingresa en un centro hospitalario viviendo en la calle, y de algún modo se mantiene, pero después de un ictus, con medio cuerpo paralizado o incluso con amputaciones en alguno de sus miembros, no puede mantenerse en la calle y no existe otro recurso para ellos. A veces, simplemente es que no estaban empadronados y eso los deja fuera del sistema». 

Por ello, como afirma Fuentes, «esta Casa sigue siendo imprescindible para Málaga, ya que la sociedad tiene que seguir dando respuesta a estas personas y las instituciones no cuentan con ningún lugar que pueda hacerse cargo de ellas. Esa es la realidad y no otra. En todos estos años, han pasado por esta Casa más de 400 personas en muy diferentes circunstancias y de muchas nacionalidades que solo tenían una cosa en común: no tener nada ni a nadie».

Como aclara el director, «no recibimos ninguna subvención pública, vivimos gracias a la providencia: La ayuda económica de tantas buenas personas, el compromiso personal encomiable de unos pocos trabajadores, la labor inmensa de la comunidad religiosa y de muchos voluntarios. Por ello, para seguir llevando a cabo nuestra labor, es tan importante que más personas se suscriban a una cuota mensual, aunque sea solo de 10 euros al mes, que supondría 120 euros al año, de los que Hacienda le devolvería 96 euros al año siguiente en su declaración de la Renta. Así podremos contar con un dinero fijo con el que poder mantener esta Casa, ya que como cualquier familia tenemos que pagar la luz, el gas, el agua, etc.». 

Hay varias maneras de participar o inscribirse: llamando al teléfono 722 57 79 77 o 952 31 74 43, rellenando un formulario on line o entrando en la página web: casadelsagradocorazon.es, descargando el cupón y haciéndolo llegar al Cottolengo de Málaga o solicitando dicho formulario en la propia Casa. También se puede colaborar a través de BIZUM con el código 01788

Desde hace tres años y medio la Casa del Sagrado Corazón cuenta con la presencia y el trabajo abnegado de tres hermanas franciscanas clarisas procedentes de Kerala, en la India. La hermana Teresa, explica que «desde el principio se han sentido muy bien acogidas tanto por los residentes como por los voluntarios. Hay mucho trabajo, pero estamos felices de poder ayudar a estas personas». 

Los malagueños siempre nos han ayudado 

Desde que la construyó el Padre Jacobo hace casi 60 años gracias a la solidaridad de todos los malagueños, esta Casa siempre se ha mantenido de la providencia. Además de numerosos benefactores anónimos, asegura el director del centro, «a lo largo de nuestra historia nos han ayudado diferentes entidades e instituciones, que conocen nuestra labor y compromiso con los más pobres y descartados de Málaga. Entre ellas, el Real Club Mediterráneo que cada año organiza una San Silvestre Solidaria para recaudar fondos; algunas cofradías como la del Descendimiento, Lágrimas y favores o Estudiantes, el estudio creativo La Madre de los Beatles, la Fundación Luis Portero, Mercadona... y recuerdo, especialmente, cuando el Diario Sur hace varios años, nos sacó en portada con una campaña que pusimos en marcha llamada #Malagueñosconcorazón en la que numerosos rostros malagueños conocidos y anónimos subieron a sus redes sociales una fotografía con un corazón. El primero de ellos fue Antonio Banderas, al que siguieron el cantante Javier Ojeda; los actores Joaquín Núñez y Antonio de la Torre; el periodista Santiago Souvirón; el Obispo de Málaga Jesús Catalá y muchas personalidades más, y junto a ellos, muchísimos redactores del Diario Sur, comenzando por su director, Manolo Castillo». 

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente
Más noticias de: Cottolengo