NoticiaEl Espejo

Nadie está exento de convertirse en una persona sin hogar

Encarnación Alonso y Remedios Romero (sentadas) junto al equipo de El Espejo
Publicado: 27/11/2015: 5614

El Espejo de este viernes ha puesto su objetivo sobre la situación de las personas que viven en la calle con motivo de la próxima celebración del día de las personas Sin Hogar

Encarnación Alonso, responsable del Área de Acción Social de Cáritas Diocesana y Remedios Romero, trabajadora social en el Hogar Pozo Dulce de Cáritas han explicado la labor de la Iglesia en este ámbito.

Para Encarnación Alonso, el problema del sinhogarismo está al orden del día: «Cualquier día nosotros podemos encontrarnos en la misma situación. Nadie está exento de convertirse en una persona sin hogar. Debido a la crisis, familias normalizadas han perdido el trabajo, no pueden pagar el alquiler o la hipoteca, y a sus hijos no le pueden dar lo necesario. Muchas familias se destruyen».

Para Remedios, en el hogar Pozo Dulce destaca el trabajo generoso de sus "60 voluntarios y 11 trabajadores que convierten el hogar en una verdadera familia"

Con respecto al compromiso de las administraciones con las personas sin hogar, Alonso ha recordado que el concejal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, Julio Andrade se ha comprometido a poner a disposición 50 plazas más de alojamiento. «Estamos contentos por esto, aunque verdaderamente las administraciones van muy lentas y no se cubren todas las necesidades porque el problema de los enfermos mentales que acaban en la calle, por ejemplo, no se termina de arreglar». 

Escucha el programa aquí

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga