NoticiaArciprestazgo Álora

Cártama se vuelca con Ntra. Sra. de los Remedios

Ntra. Sra. de los Remedios
Publicado: 23/04/2017: 2844

Miles de personas han acudido este domingo, 23 de abril, a Cártama por la gran devoción hacia su patrona, Nuestra Señora de los Remedios, conocida por paliar la gran epidemia de peste.

Año 1579. El Valle del Guadalhorce es azotado por la peste negra. Sus habitantes muere a pesar de numerosas rogativas y plegarias. Ante esta situación desesperada, en la pequeña localidad de Cártama, alguien sugiere sacar a la Virgen de su ermita en una pequeña procesión por las calles principales. 

Era un 23 de abril. Tras su recorrido, se empieza a notar una mejoría de la enfermedad en los habitantes hasta que desaparece por completo. Debido al milagro, los vecinos deciden cambiarle el nombre anterior, Virgen del Monte, por el de Nuestra Señora de los Remedios.

Gracias a este hecho histórico, se consagró el 23 de abril como día de la patrona de Cártama. Todos los años, miles de feligreses acuden no solo desde la provincia de Málaga, sino desde diferentes puntos de España como Valencia, Madrid o Sevilla. Hay incluso familias de inmigrantes españoles que retornan desde Francia, Suiza o Bélgica. Es tan grande la devoción a la Virgen, que incluso «hay gente que llega andando desde Benalmádena haciendo penitencia», afirma José García Macías, párroco de Cártama. 

La fiesta comienza el día 22. Primero se celebra una Misa conmemorativa a la patrona y a las 20.00 horas comienza el traslado de la talla desde la ermita hasta la iglesia de San Pedro Apóstol, desde donde, al día siguiente, a la misma hora, sale la procesión oficial, llevada por turnos entre hombres y mujeres y con el acompañamiento de miles de devotos. Es bien sabido que se llega a triplicar la población del municipio durante la festividad, «las calles son ríos de gente y no se llega a ver nunca el fondo», asegura el párroco.

Una vez concluida la feria, la tranquilidad vuelve poco a poco al municipio, pero durante el resto del año siguen llegando peregrinos llenos de devoción.

Por Jaime Puig Díaz-Maroto

 

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga