NoticiaCoronavirus

«Frente al Covid-19, la oración de tanta gente ha sido fundamental»

Familia García García en la puerta de la parroquia del Carmen a la que pertenecen como hermanos de la Misericordia
Publicado: 06/04/2020: 1898

CRISIS CORONAVIRUS

Juan Francisco García y Lidia García son un matrimonio malagueño que ha regresado a casa tras permanecer ingresados 9 días por neumonía a causa del Covid-19.

El hilo de Twitter en el que uno de sus 4 hijos, Rubén, narraba esta noticia y las peripecias de estos días se convirtió en uno de los más compartidos el día de su publicación. Juan Francisco es economista, estudió con los agustinos en Los Olivos y pertenece a la cofradía de la Misericodia desde la cuna.

A pesar de la angustia de la enfermedad y la situación familiar (los dos padres ingresados y los cuatro hijos, aunque ya mayores, solos en casa), Juan Francisco ha sacado el lado positivo de la experiencia. Por ejemplo, está muy agradecido por el trato recibido en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria: «Ha sido sencillamente una experiencia increíble, maravillosa. Hemos tenido la seguridad de que todo iba a salir bien, la seguridad que te da sentirte perfectamente atendido, perfectamente cuidado... Una tranquilidad desde el primer momento que te hace decir: "¡soy un afortunado!". Mi mujer y yo hemos sido unos afortunados de poder estar allí y además, como ingresamos juntos, nos pusieron en la misma habitación».

Durante su convalecencia hospitalaria (ahora continúan en casa en aislamiento), manifiestan haberse sentido muy arropados por la comunidad educativa del colegio de los agustinos, Los Olivos, con quien siguen muy unidos a pesar de que sus hijos ya no estudian allí. «Lo mejor que me ha pasado en esta vida es el Colegio Los Olivos –afirma Juan Francisco, emocionado–. La educación que han recibido nuestros cuatro hijos, los amigos que hemos hecho allí, los maestros, los sacerdotes, la vinculación con la que siguen todos...».

Fue precisamente esta vinculación de sus hijos, ya antiguos alumnos, con algunos profesores y con los grupos juveniles de los agustinos, concretamente el grupo Tagaste, en los que alguno de ellos es monitor, lo que hizo que llegara a oídos del colegio la noticia de la enfermedad del matrimonio.

«A partir de ahí empezamos a recibir muestras de cariño de un montón de personas que hace muchos años que no veíamos. Nos insistían diciendo: "que estamos rezando por vosotros". Este flujo que tú sientes de gente de toda Málaga ha sido maravilloso. A esto se junta el alivio espiritual de esos amigos cofrades. Alguno de ellos, me han mandado cada día una foto de la Esperanza, de una vela de las que lleva el trono...».

Finalmente, los García García manifiestan su agradecimiento, su solidaridad con el resto de víctimas del virus y sus familias, y lanzan un mensaje de esperanza y una recomendación: «Gracias a todas las personas que nos han dado su apoyo y han rezado por nosotros. Muchísimas gracias a todos. A todas las personas que tienen familiares enfermos, mucho ánimo, que de esto se sale. A las familias de los que, desgraciadamente, hayan fallecido, nuestro más sentido pésame; y al resto de personas, que se cuiden mucho, por favor, que el virus es traicionero. Mucho ánimo, mucha fuerza, mucha suerte y que Dios os bendiga».

Aquí puedes leer el hilo de Rubén, el primogénito de los García García:

Antonio Moreno Ruiz

Antonio Moreno Ruiz. Periodista de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno