DiócesisComentario al Evangelio

VIERNES SANTO. Comentario al Evangelio, por Mª Lourdes Caminero

Nuestro Padre Jesús de la Flagelación de Melilla // J.M. LOZANO
Publicado: 02/04/2021: 5641

Mª Lourdes Caminero, Misionera Eucarística de Nazaret ayuda a profundizar en el Evangelio del Viernes Santo (Jn 18,1-19,42), la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

Hoy contemplamos la cruz. Pero no una cruz cualquiera, sino la cruz de Jesús, la que nos ha salvado. La cruz, instrumento de suplicio, se ha convertido para nosotros en salvación. Jesús no lo tuvo fácil, tal como nos dice la carta a los Hebreos: “Aprendió sufriendo a obedecer”. En la cruz, Cristo nos está diciendo de una forma callada que su entrega es la mejor señal de que nos ama.

En este Viernes Santo, nuestros sentimientos deben ser de agradecimiento: «Cuando entregue su vida como expiación, verá su descendencia…» porque «…mi Siervo justificará a muchos, cargando con los crímenes de ellos». Además, mirando a la cruz, aprendemos a aceptar con amor las cruces de la vida. Si Jesús nos ha salvado por su cruz, el camino hacia Él pasa necesariamente por la cruz. Pero la cruz lleva a la resurrección. Nuestro dolor y sufrimiento ya ha sido redimido. Cada cruz aceptada con amor lleva en sí una semilla de resurrección. En los momentos de oscuridad, cuando se ciernen sobre nosotros las tinieblas, nuestra actitud debe ser la de Jesús, tal como nos dice el Salmo: “Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu”, porque “en tu mano están mis azares”.

Aunque nos encontremos perdidos, siempre el Señor nos ofrecerá una oportunidad para amar y ser amados. Porque si “abundante fue el pecado, sobreabundante fue la gracia”, por tanto podemos cantar como cantaremos en el pregón pascual “Oh feliz culpa, que mereció tan grande Redentor”.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más artículos de: Comentario al Evangelio
Compartir artículo