NoticiaArs Málaga

VÍDEO: Rueda de prensa de presentación de Ars Málaga

Publicado: 04/03/2014: 7234

Desde el 4 de marzo abre sus puertas al público el nuevo Espacio de Arte del Obispado de Málaga, Ars Malaga, situado en el Palacio Episcopal. Gracias a la generosa donación del matrimonio Jiménez-Arellano Alonso, la Diócesis de Málaga cuenta con una de las colecciones de arte africano más importantes a nivel internacional. Sus piezas, algunas de principios de nuestra era, nos ayudarán a conocer la cultura de un continente desconocido para muchos. Miguel Ángel Gamero, sacerdote director del nuevo Espacio de Arte, y Damián Caneda, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, lo presentaron en la mañana del jueves en rueda de prensa.

 

El director de Ars Málaga, el sacerdote Miguel Ángel Gamero, explica que «con esta iniciativa el Obispado de Málaga trata de poner en práctica la segunda prioridad pastoral para este curso: Fortalecer el testimonio cristiano y acrecentar la propuesta de la fe. La Iglesia siempre ha sido amiga de las bellas artes, de la belleza que comunica con Dios. La Iglesia del siglo XXI tiene que seguir apostando por el espíritu que emana de las obras de arte y nos conduce a alimentar el alma y el espíritu».

La colección permanente con la que inicia su andadura Ars Málaga «se centra en el arte africano antiguo. Compuesta por materiales muy diversos, entre los que destacan las terracotas, los bronces, los tejidos, y sobre todo las monedas. Unas monedas que nada tienen que ver con nuestro concepto actual, de moneda pequeña que se lleva oculta. Todo lo contrario, se trata de piezas de gran tamaño que se crearon para exhibirse en las puertas de la casas como símbolos de riqueza. Es además, la colección de monedas africanas expuesta al público más importante a nivel internacional».

En estas salas están representadas las grandes culturas del África subsahariana, que se formaron en torno a las cuencas de los ríos. «Culturas hoy día desaparecidas, que tendremos la oportunidad de conocer. A través de sus bronces, por ejemplo, que muestran cómo estas culturas pudieron expresar lo que fueron. Gracias a los elementos escultóricos en torno al culto y a la divinidad, podremos ver cómo vivían su fe, cómo se relacionaban con Dios. Esto va conformando una visión muy completa de lo que es el África subsahariana o África negra».

Las piezas más antiguas son las terracotas, gracias a las cuales tenemos reprensentadas cuatro culturas que no existen hoy día, como son la cultura Nok, Djenne, Bura y Ban Koni. Estas y otras culturas africanas llamaron la atención de los artistas de principios del siglo XX. Movimientos que conocemos como las vanguardias. Los primeros colonizadores de este continente entre los que destacan: ingleses, franceses, alemanes y belgas empezaron a traer objetos que llamaban exóticos a Europa. Artistas como Picasso y muchos otros empezaron a coleccionar este tipo de piezas, cuyas formas y estilos tuvieron gran influencia en sus obras posteriores. Por ello, esta exposición completa el discurso africano con arte contemporáneo de artistas españoles en su mayoría. «Yo descubrí a Dios a través del arte y me gustaría que otros puedan hacerlo» explica el director de este Espacio de Arte, párroco de San Juan de Dios en Ciudad Jardín, arcipreste de Cristo Rey y licenciado en Historia del Arte.

«JUAN PABLO II NOS GUIÓ A MÁLAGA PARA CEDER LA COLECCIÓN»

La colección tiene por nombre Alonso Arellano, en honor del matrimonio madrileño que ha cedido las más de 200 piezas que se podrán ver en ella: Ana Alonso y Alberto Jiménez-Arellano. Hace 55 años que comenzaron a coleccionar obras y a desarrollar un amor al arte que nunca han guardado para ellos solos. Ana afirma que ellos no son expertos en arte, sino «degustadores e inversores en el arte africano, los expertos y conocedores pueden dar una visión mucho más científica del arte que nosotros», pero escuchándolos hablar sobre las piezas, a uno le surge el deseo de contemplar el arte.

En 2004 crearon una Fundación sin ánimo de lucro con la intención de que la gente disfrute del arte. Han cedido una colección a la Universidad de Valladolid, con varias salas de terracotas y una dedicada al reino de Camerún. También han cedido obras para exposiciones en Palencia, Burgos, Santiago de Compostela y hasta el Museo Reina Sofía de Madrid. Ahora llegan a Málaga lo que no ha sido una casualidad, sino fruto de la Providencia, según nos explican: «Ya no quedaba más espacio en el Palacio de Valladolid y teníamos un gran número de piezas africanas que no queríamos que se quedaran almacenadas, sino que se pudieran contemplar en algún lugar. Como muy devota de Juan Pablo II que soy –afirma Ana– lo puse en sus manos, y en poco tiempo acabamos en Málaga. Veníamos a Málaga con frecuencia por un tema médico y fue el doctor Casermeiro quien nos puso en contacto con los responsables del Obispado. Para nosotros es un verdadero milagro cómo han sucedido las cosas y ha sido Juan Pablo II quien nos ha guiado a Málaga, a su Palacio Episcopal. Cuando le conté todos estos detalles al Sr. Obispo, D. Jesús Catalá, también afirmó que había sido algo providencial y que él había trabajado durante mucho tiempo con Juan Pablo II en el Vaticano».

Sin ser una exposición religiosa, Alberto y Ana están convencidos de que estas obras nos llevan a Dios y nos aportan un «acercamiento al arte africano, que es arte con mayúsculas, dicho por los más excelsos catedráticos, y al continente africano, del que tanto desconocemos». Además de ser «la mejor colección genérica de arte africano expuesta de España».
 

Autor: Encarni Llamas / Betriz Lafuente