NoticiaEntrevistas

«La nueva ley es una oportunidad para ayudar más»

Publicado: 24/02/2015: 6089

José María Campos, administrador de Cáritas Diocesana de Málaga, presenta los principales cambios que introduce la nueva ley 27/2014 de incentivos fiscales al mecenazgo

¿Beneficiará esta nueva ley a quienes colaboren con Cáritas?
Indudablemente les va a beneficiar, pero hay que resaltar que la principal motivación de las personas que colaboran con Cáritas es poder ayudar a los más pobres a través de esta institución en la que depositan su confianza. Prueba de ello es que en los últimos años, a pesar de la crisis, han aumentado tanto el número de colaboradores como la cuantía total de las aportaciones. Si bien es cierto que con estos beneficios fiscales, quienes lo deseen tendrán una oportunidad para ayudar más. 

¿Cuáles son los principales cambios que introduce?
La nueva ley potencia las deducciones ya existentes. Las personas que obtendrán mayores beneficios serán las que realicen la misma o mayor donación a la misma entidad durante al menos tres años, lo que se entiende por “fidelización”. La deducción en cuota a los primeros 150€ pasa del 25%, aplicado actualmente, al 50% en 2015 y al 75% en años siguientes. A partir de esta cantidad, las deducciones podrán alcanzar hasta el 35% o el 30% según haya o no fidelización. En el caso de las personas jurídicas, las ventajas se apreciarán solo en las donaciones con fidelización, cuya deducción puede llegar a alcanzar el 40%.
¿Cómo cree que va a repercutir en la labor de Cáritas?
Aunque desde el punto de vista cristiano, el motivo nunca puede ser obtener beneficios fiscales, estos pueden ser una motivación añadida tanto para aumentar las aportaciones de quienes ya colaboran, como para que los que aún no canalizan su ayuda a los más necesitados a través de Cáritas se decidan a hacerlo. Tengamos presente que hay muchas personas que siguen necesitando nuestra generosidad.

Inmaculada Martos

Comunicación Cáritas Málaga

@caritasmalaga