NoticiaArs Málaga

Pinceladas de los siglos XIX y XX

“En el hipódromo”, de Ramón Casas
Publicado: 10/09/2017: 675

Junto a las piezas de arte sacro del Románico, el Gótico, el Renacimiento o el Barroco, cuelgan de la paredes del Palacio Episcopal la obras de algunos de los artistas más representativos de los dos últimos siglos. El 17 de septiembre es el último día para visitar “La esencia de la belleza”.

El director de ArsMálaga Palacio Episcopal, el sacerdote Miguel Ángel Gamero, destaca que «además de las obras religiosas, podemos encontrar una gran representación de los maestros catalanes de los siglos XIX y XX que tratan temas de la vida cotidiana, retratos y paisajes, hasta llegar al siglo XXI. Entre ellos destacan: Ramón Casas, Santiago Rusiñol, Joaquim Mir, Isidre Nonell, Joaquin Torres-García, Pablo Picasso, Joaquim Sunyer».

Y es que, como explican desde la Fundación Godia «a principios del siglo XX la pujante burguesía catalana, enriquecida por el crecimiento industrial y comercial, creó importantes colecciones que recogían el testimonio de generaciones anteriores, junto con obras de su tiempo, ya que se vivía un nuevo despuntar del panorama artístico que miraba hacia las novedades del París del 1900».

“En el hipódromo” pintado por Ramon Casas (Barcelona, 1866 - 1932) podemos ver «dos de las facetas más significativas de este artista como son: su maestría como retratista, que le consagró como el artista más solicitado por la burguesía, y su pintura más renovadora. A diferencia del tradicional retrato burgués en interiores lujosos, lo realizó al aire libre, en una inteligente combinación de clasicismo y modernidad». La obra refleja una escena que ocurre en un día soleado en las carreras de caballos del hipódromo de Barcelona. Está captada desde un punto de vista elevado y con un encuadre audaz que denota la influencia de la fotografía.

“La esencia de la belleza” muestra las realidades artísticas que coexistían en la primera mitad del siglo XX. La pintura de paisaje era uno de los géneros más apreciados, un ejemplo significativo lo podemos ver en “La cantera de Montjuïc” de Santiago Rusiñol, presente en esta exposición, una obra cargada del realismo social. Otro ejemplo es el “Retrato de Berthe Vallier”, esposa del artista Laureà Barrau, que personifica la esencia de la mujer modernista de delicada belleza, de mirada fresca y soñadora con un cierto aire melancólico. Se trata de una generación de artistas cuyo punto de referencia era París, concretamente el barrio de Montmartre, y cuyo ambiente quiso trasladar a la Barcelona de la época, fundando en 1897 “Els Quatre Gats”, una taberna que pronto se convirtió en el punto de encuentro de los
artistas modernistas antes citados y de la generación más joven.

Ficha técnica

En el hipódromo
· Ramon Casas (Barcelona, 1866-1932)
· Fecha de la obra: 1899-1901
· Óleo sobre lienzo
· 152 x 200 cm

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente