BlogsBrisa del mar

Violencia contra la mujer

Publicado: 27/06/2012: 870

No es de mi agrado tener que escribir sobre este tema, pero todas las mujeres, en el ámbito en que se encuentren, deben alzar la voz y gritar ¡basta ya!

Me estoy refiriendo a la violencia contra la mujer. No la llamo violencia doméstica, ni por supuesto, violencia de género. Es violencia pura y dura hacia la mujer, ejerciendo el maltratador “su derecho” sobre ella. Nadie es propiedad de nadie, sólo del Creador.

En lo que va de año han muerto a manos de sus maridos o compañeros 24 mujeres. Este fin de semana pasado se ha batido el record, ya que han sido cuatro las víctimas mortales y una más, que no ha fallecido, pero su rostro llevará para siempre la marca del energúmeno que la roció con ácido. Este macabro balance, excluyendo a esta última, es de las fallecidas. Ahora tenemos que añadir a todas aquellas que, sin llegar a un final trágico, sí que sufren agresiones continuadas, ya sean físicas o psíquicas, de esos "valientes", con los que les ha tocado convivir. El 11% de las mujeres, me imagino que presas del miedo, no declaran ni denuncian, con lo cual el maltratador campa a sus anchas, sin recibir ningún tipo de castigo.

A veces las sentencias también dejan mucho que desear para el entendimiento del vulgar mortal, como es mi caso. Me vienen a la memoria dos de que llamaron mi atención: la primera es de una señora a la que el marido le asestó setenta y dos puñaladas. El fiscal pedía asesinato con ensañamiento. Fue desestimado pues, según la autopsia, la víctima falleció a la segunda o tercera puñalada. Su Señoría, como la mujer ya había fallecido, dictó que no había intencionalidad de ensañarse. Pero yo, en mi ignorancia, me pregunto, ¿se le podía haber aplicado, profanación de cadáver? Porque a este individuo le han salido gratis sesenta y nueve puñaladas.

La segunda, más reciente, es de un matrimonio en el que él ha sido denunciado por malos tratos continuados a su mujer e hijos. Pues bien, ahí va la sentencia: El juez ha dictaminado que como la casa en la que viven es de dos plantas, ella con sus hijos viva arriba y el marido abajo, con lo cual no es de extrañar que tengamos alguna mala noticia algún día.

Lo más grave de todo es que nos hemos acostumbrado a leer este tipo de noticias y quizás comentemos ¡una más! Las conciencias se relajan. Tenemos que recordar las palabras de Jesucristo en el evangelio de la mujer adúltera: «El que esté libre de culpa, tire la primera piedra». Por cierto, en ese episodio (como sucede ahora), lapidan a la mujer, y no al que comete adulterio con ella. Afortunadamente nos queda la justicia divina.
 

Autor: Encarnita Rando


Encarnita Rando Roselló

Encarnita Rando Roselló , profesora de corte y cofección,casada, madre y abuela. Colabora hace años, en medios de comunicación, TV y Radio. Su mas importante ocupación como ella dice, y de la que se siente mas orgullosa es la de AMA DE CASA.

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.