BlogsBrisa del mar

Como mi matrimonio, no

Publicado: 21/11/2012: 1094

No estoy ni mucho menos, en contra de las uniones sentimentales, cada uno tiene plena libertad, -por cierto la libertad que Dios nos ha dado a todos- a elegir su forma de vida, y con quien quiere compartirla, pero eso no da derecho a nadie a querer ser como los que con la ley divina y humana formamos una familia.

No es mi intención, con estas lineas, ofender a nadie. Menos tratándose de las inclinaciones sexuales de cada uno, pienso que esto pertenece al ámbito privado de cada cual. 

Cuando estas personas se salen de la privacidad, en primer lugar, para demostrarnos a los demás con manifestaciones -día del orgullo gay- su ser distinto, ahí pienso que ellos mismos son los que se dIscriminan, ya que los demás no necesitamos un día de los heteros. Pero claro, cuando ya exigen que a sus uniones se les llame matrimonio, amparados encima por la legislación española, pues mirad, me toca un poquito las narices, por decirlo en término coloquial.  Así es, que como mi matrimonio, no. En primer lugar, me ampara la ley divina, (claro que eso a ellos les importa bien poco). Hombre y mujer los creó. Creced y multiplicaos. Ellos entre si, bien poco por no decir nada, pueden multiplicar, -lo siento, es la naturaleza-. Macho y hembra los creo, para perpetuar las especies. Ley de la naturaleza. 

También me ampara la definición de la RAE que dice así: matrimonio, unión de hombre y mujer, concertada mediante ritos y formalidades legales. En el catolicismo, sacramento por el cual el hombre y la mujer se ligan perpetuamente, con arreglo a las prescripciones de de la Iglesia. 

Como se puede observar las dos formas, la civil y la católica, se refieren como es lógico a unión entre distintos sexos. Ya que acabo de nombrar la palabra unión, esa seria la definición que se le puede dar al contrato entre dos personas del mismo sexo. 

Los obispos piden al gobierno que reconozca el matrimonio como unión hombre-mujer. Por último Monseñor Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, que preside la subcomisión episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida, en Alfa y Omega, entre otras cosa dice: «El proceso de demolición del matrimonio y la familia, forma parte de un programa organizado». No puedo estar más de acuerdo. 

No estoy ni mucho menos, en contra de las uniones sentimentales, cada uno tiene plena libertad, -por cierto la libertad que Dios nos ha dado a todos- a elegir su forma de vida, y con quien quiere compartirla, pero eso no da derecho a nadie a querer ser como los que con la ley Divina y humana formamos una familia. Por eso me repito como mi matrimonio no.

Autor: Encarnita Rando


Encarnita Rando Roselló

Encarnita Rando Roselló , profesora de corte y cofección,casada, madre y abuela. Colabora hace años, en medios de comunicación, TV y Radio. Su mas importante ocupación como ella dice, y de la que se siente mas orgullosa es la de AMA DE CASA.

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.