BlogsBrisa del mar

¡Qué casta!

Publicado: 10/06/2013: 2156

Lo que molesta es que se vea que un grupo de personas, religiosas, hagan lo que ellos son incapaces de hacer. ¡Dar de comer al hambriento!

La noticia tiene, como se dice vulgarmente, "mucha miga". Se han detectado en Barcelona más de dos mil casos de niños desnutridos -en toda Cataluña treinta y cinco mil-. No de niños mal alimentados como hablaré mas adellante ¡no! Aunque suene duro: desnutridos.

Son niños que en el colegio han llegado casi a la perdida de conocimiento y otros sintomas, propios de la falta de alimento. Niños que van al colegio con una comida al día o sin comer. 

Esta situación estamos viendola -y a ella nos hemos habituado- en países del mal llamado tercer mundo. Nos horrorizamos al verla, como no podía ser menos, pero esta noticia la tenemos ahí; en una comunidad que mira al resto de los españoles -ellos también lo son- por encima del hombro... ¡Qué casta política! Ellos despilfarrando nuestro dinero -que es de todos los españoles, quede bien claro- en absurdas embajadas, traducciones de cine al catalán, traductores en el Senado de la lengua catalana, cosa respetable la lengua no la traducción, pues el Senado es la representación de todos los españoles, incluidos ellos y tenemos -incluidos ellos- una lengua oficial: el español. El resto de nosotros no tenemos porque pagar esos traductores.

Mientras estan en estas cuestiones dejan a un lado lo mas importante y básico como son los niños. A estos señores hay que recordarles que la prioridad ante todo es cuidar la infancia: entre otras muchas razones son el futuro de nuestra nación. Tambíén no viene mal recordarlo en Andalucia, donde no había dinero para los comedores de los colegios; los eres se lo han llevado todo. Vuelvo a repetir ¡Qué casta! 

Separaré al principio a los niños desnutridos de los mal alimentados, voy a ello. Según un informe de UNICEF en España, el 25% de los niños están desnutridos, y el 17% tiene obesidad mórbida. Aquí también un tironcito de orejas a las mamás, papás y abuelos. Cuidemos la alimentación y eliminemos las comidas basuras, que resultan tan cómodas.

También en Barcelona -quede claro que no hay animadversión- pero es que es ahí donde ocurre. Resulta que existe una asociación que se llama "Los jóvenes de San José". Estos jovenes se dedican a llevar alimentos a las personas que están en la calle durmiendo; bien, pues resulta que las "autoridades"... les prohiben que lo hagan, argumentando que da mala imagen a la ciudad. Y yo me pregunto, el que estén durmiendo en la calle ¿da buena imagen? ¿Estamos locos? Que yo sepa todavia no hay una ordenanza que prohíba dar un bocadillo a alguien en la calle. Pero aquí viene la cuestión, esta asociación tiene un signo religioso. ¿Será por eso? No me cabe la menor duda. Lo que molesta es que se vea que un grupo de personas, religiosas, hagan lo que ellos son incapaces de hacer ¡Dar de comer al hambriento! como se nos dice en las obras de misericordia. ¡Ellos andan en otros temas!

Autor: Encarnita Rando


Encarnita Rando Roselló

Encarnita Rando Roselló , profesora de corte y cofección,casada, madre y abuela. Colabora hace años, en medios de comunicación, TV y Radio. Su mas importante ocupación como ella dice, y de la que se siente mas orgullosa es la de AMA DE CASA.

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.