BlogsBrisa del mar

No sabemos lo que hacemos

Rescate de inmigrantes en la costa italiana · Autor: AGENCIAS
Publicado: 22/09/2014: 929

Después de dos largos meses de verano vuelvo otra vez con las pilas algo cargadas; digo algo con toda intencionalidad. Las noticias durante este tiempo y ahora no pueden ser mas espeluznantes. Matanzas y y falta de humanidad por doquier.

«Me siento avergonzada de protestar por nimiedades, por cosas sin la menor importancia, solo porque en un momento dado me molesta»

Las que nos llegan de Irak y Siria a manos de la yihad, te dan ganas de borrarte del mal llamado género humano. Hace unos días, leí en un semanario católico de información lo que les están haciendo a nuestros hermanos en Cristo por el solo delito de ser cristianos y no renegar de ello para pasarse al islam.

¿En nombre de qué Dios se puede llegar a tal monstruosidad? Matar a niños inocentes, crucificar, decapitar, y según los periodistas, acto seguido, jugar al fútbol con las cabezas.Totalmente macabro. Y qué decir de las decapitaciones en directo de los periodistas, alardeando de su manifiesto sadismo. El horror y maldad elevados a la enésima potencia.

Hay que ser respetuosos con todas las creencias, pero intransigentes con las que no respetan a las demás, y encima matan, martirizan y venden a mujeres y niñas para uso sexual, violaciones etc.

Afortunadamente mi Dios es amor, y paradojas de la vida, me dice que tengo que amar también a estos bárbaros, pues como dice el Evangelio: "¿Que mérito tienes, si amas a quien te ama?".  Todo ello me lleva a una reflexión: ¡Que fácil es ser cristiano aquí!

Todas estas personas de esos países nos están dando una lección impresionante, son unos auténticos mártires que ya gozan de Dios.

Estoy con el papa Francisco, cuando dice 'bergoña'. Sí , me siento avergonzada de protestar por nimiedades, por cosas sin la menor importancia, solo porque en un momento dado me molesta, de estar sentada en mi terraza contemplando el mar y no pensar que puede que en ese mismo momento estén perdiendo sus vidas en este mismo mar -por huir de sus países, donde están siendo masacrados- mujeres, hombres y lo que es peor, niños. Cientos de criaturas, cuyo único delito es haber nacido en países intransigentes, por no calificarlos de otra manera. De poder ir a mi parroquia , con toda la tranquilidad del mundo, y a lo mejor protestar porque hacía calor, y el aire acondicionado no me llegaba bien. En fin, de tantas y tantas cosas, mientras tantos miles de criaturas carecen de todo lo elemental para sobrevivir que no para vivir, como sería lo justo.

Y mientras tanto, aquí, lo que les importa a unos cuantos, es si ser o no españoles, si separarse o no del resto de España ¡demencial!

Muchas veces me pregunto ¿éste es el adelanto del siglo XXI? Ante tanta barbarie, lo único que puedo decir es: "Señor perdónanos pues no sabemos lo que hacemos".

Aunque creo que Él pensará que ya es hora de que nos vayamos dando cuenta de nuestras acciones.


Encarnita Rando Roselló

Encarnita Rando Roselló , profesora de corte y cofección,casada, madre y abuela. Colabora hace años, en medios de comunicación, TV y Radio. Su mas importante ocupación como ella dice, y de la que se siente mas orgullosa es la de AMA DE CASA.

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.