NoticiaSan Manuel González

Un sueño pastoral

El domingo 25 de septiembre se bendijo en la parroquia del Santo Ángel este nuevo cuadro, obra de Manuel Higueras
Publicado: 04/10/2016: 5798

COLABORACIÓN. Artículo del sacerdote Alfonso Crespo, con motivo de la canonización del beato Manuel González.

En 1916 el Papa nombra al arcipreste de Huelva, D. Manuel González, obispo de Málaga. Su experiencia
en Huelva, le hace reflexionar sobre la figura del sacerdote. Dejará sus intuiciones en un libro sencillo
y profundo, casi un programa de espiritualidad sacerdotal: «Lo que puede un cura hoy».

La labor episcopal de D. Manuel se centra en una necesidad vital: la falta de sacerdotes y su escasa formación. Emprendió la construcción de un nuevo Seminario, no sólo un nuevo edificio sino también un nuevo estilo formativo y una espiritualidad renovada, adelantada al Concilio. Todo ello, lo recoge en un libro precioso titulado «Un sueño pastoral».

Su estilo formativo está injertado en el ADN de los sacerdotes malagueños, y sus frases como slogan programáticos fluyen constantemente entre nosotros: quería que sus sacerdotes fueran «evangelios vivos con pies de curas», que sirvieran al pueblo «de balde y con todo lo nuestro», y con cierta premonición de futuros mártires anhelaba que sus sacerdotes fueran «sacerdotes hostia». El Seminario de Málaga, junto a otros, se erigió en foco de espiritualidad y renovación sacerdotal en aquellos difíciles años.

Desde entonces, el Seminario mira a Málaga y Málaga a su Seminario y, para los sacerdotes: «Don Manuel es su Seminario» 

Alfonso Crespo

Párroco de San Pedro Apóstol de Málaga