NoticiaSan Manuel González

«¡Madre mía, que no nos cansemos!»

El tapiz de D. Manuel González luce en la Basílica de San Pedro · Autor: NAZARENAS
Publicado: 24/10/2016: 7730

Artículo de Alfonso Crespo, sacerdote de la Diócesis de Málaga, con motivo de la canonización de D. Manuel González.

La canonización de D. Manuel es un motivo de orgullo para Málaga y una fuente de gracia para los malagueños: se enriquece nuestra historia con un nuevo santo. Su talante vital y su espiritualidad, puede
ayudarnos a afrontar la propia vida y la tarea pastoral diocesana con renovadas ilusiones.

Con una de las más hermosas oraciones de san Manuel González, invocamos su protección para este nuevo curso pastoral: 

«¡Madre querida!… ¡Que no nos cansemos!
Firmes, decididos, alentados, sonrientes
siempre, con los ojos de la cara fijos en
el prójimo y en sus necesidades, para
socorrerlos, y con los ojos del alma fijos en
el Corazón de Jesús que está en el Sagrario,
ocupemos nuestro puesto, el que a cada uno
nos ha señalado Dios. ¡Nada de volver la
cara atrás! ¡Nada de cruzarse de brazos!
¡Nada de estériles lamentos! Mientras nos
quede una gota de sangre que derramar,
unas monedas que repartir, un poco de
energía que gastar, una palabra que decir,
un aliento de nuestro corazón, un poco de
fuerza en nuestras manos o en nuestros
pies, que puedan servir para dar gloria a Él y
a Ti y para hacer un poco de bien a nuestros
hermanos. ¡Madre mía... morir antes que
cansarnos!».

Alfonso Crespo

Párroco de San Pedro Apóstol de Málaga