DiócesisCartas Pastorales Mons. Buxarrais

«No necesitas tanto: comparte y cambia tu forma de vivir»

Publicado: 00/06/1984: 296

Carta Pastoral Corpus Christi-Dia de Caridad (1984)

 Queridos diocesanos:

El conocimiento de nuestra situación socio-económica, tantas ve­ces presentada por los medios de información, y vivenciada todos los días a nuestro alrededor, nos puede llevar a la aceptación de normalidad, y de imposibilidad de un verdadero cambio.

La Iglesia, a través de Cáritas, quiere una vez más, levantar su voz en favor de todas aquellas personas que son víctimas del derroche de una sociedad de consumo en la que estamos inmersos, y hacer comprender a todos que, esta situación, no es ni normal ni imposible de cambiar.

Familias sin hogar donde vivir; niños desnutridos por falta de ali­mentos; enfermos a los que nadie cubre sus necesidades ortopédicas; jó­venes sin esperanzas de un futuro digno, y un largo etcétera de necesida­des primarias.

Marginación y desesperación

Esta situación no se da sólo en países lejanos o en otras partes del territorio español; también en nuestra diócesis de Málaga, tan floreciente en muchos aspectos, existe esta miseria moral y física que sitúa a unos en la marginación, y a otros en la desesperación más lamentable.

No faltan tampoco quienes, por las causas aludidas, se precipitan por los caminos de la droga, la prostitución, o cualquier clase de delito, e incluso, en algún caso, al suicidio.

Gracias a la generosidad de muchos malagueños, Cáritas Diocesana ha podido servir de alivio en algunos momentos y abrir pequeños cauces para soluciones concretas. Pero esto no es bastante.

Es verdad que los poderes públicos tienen que buscar las fórmulas para que todos los ciudadanos tengan una vida digna; pero en una situa­ción tan crítica como la actual, todos hemos de poner el mayor esfuerzo posible para contribuir en este quehacer.

Entre todos hemos suplantado el «ser» por el «tener», nos hemos creado unas necesidades ficticias. Para ser persona humana y vivir digna­mente, no se necesita tanto. Es urgente cambiar nuestra forma de vivir, pasando del derroche a la austeridad, para poder compartir.

Amemos como Cristo nos amó

El DIA DE CARIDAD presenta el ofrecimiento de Cáritas, en este esfuerzo colectivo, para ser cauce de la ayuda en favor de los que más lo necesitan.

La generosidad que pongamos en nuestro compartir con las activi­dades y proyectos de Cáritas, nos ayudará a desprendernos de lo que realmente no necesitamos, haciéndonos más personas y más ricos en amor y amistad. Así, otros muchos podrán tener lo que realmente necesitan.

Si, como dijo Jesús, no hay prueba de amor más grande, que la de dar la vida por los demás, siendo evangélicamente generosos para con los que pasan necesidad, damos también y en cierto sentido, la vida por nues­tro prójimo.

Que la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, presencia que adoramos y agradecemos de una manera especial en la festividad del Corpus Christi, nos ayude a hacer realidad el mandamiento supremo que El nos dejó: «Amaos unos a otros, como Yo os he amado».

Málaga, Junio de 1984. 

Autor: Mons. Ramón Buxarráis