NoticiaParroquias

El Día de los Fieles Difuntos en los cementerios parroquiales

Publicado: 27/10/2020: 1467

Las localidades de Manilva y Torre del Mar cuentan con cementerios parroquiales, que estos días establecen medidas para que los fieles puedan visitar a sus familiares difuntos sin riesgo para la salud.

En Manilva, hay dos cementerios: el municipal y el parroquial. Este último, anexo al templo, es el más concurrido, porque es donde han encontrado sepultura la mayor parte de familiares de los habitantes actuales del municipio. José Antonio Melgar es el párroco, y explica los detalles de funcionamiento de estos días: «Hemos coordinado con el alcalde todo el protocolo. Se abrirá de 8 de la mañana a 8 de la tarde, con aforo de 40 personas, controlado por personal de protección civil y cuidando mucho la limpieza y desinfección, tal como indican las medidas establecidas por las autoridades. El arreglo de los nichos tendrá que ser en días anteriores al 31 de octubre, prohibiendo el arreglo de los adornos florales en el cementerio,  y suprimiendo el agua del cementerio para evitar focos de contagio. Por supuesto, sumando todas las medidas ya conocidas de uso de mascarilla y distancia física», explica.

La gran novedad es que este año en los cementerios no se van a hacer actos litúrgicos, responsos por quienes allí descansan, para evitar aglomeraciones. Este año se sustituye por una ampliación de Misas en la parroquia. Junto a la celebración eucarística se hará una oración por los difuntos a la que pueden asistir todos los fieles que lo deseen.

El cementerio parroquial de Manilva es del siglo XVII, aunque fue ampliado posteriormente. Es pequeño pero «con el encanto de estar adosado a la parroquia». En la actualidad ya no se pueden realizar inhumaciones en él, pero sí depositar cenizas, a modo de columbario. «Las personas acuden especialmente estos días, y nuestra intención es que puedan venir a visitar a sus difuntos sin riesgo ninguno», afirma el párroco.

TORRE DEL MAR

Juan Francisco Cardaldas es párroco en Torre del Mar. Allí el cementerio depende también de la parroquia y data del siglo XIX. «En estas fechas aumenta la afluencia de personas al cementerio, pero el Ayuntamiento, a través de la tenencia de Alcaldía, nos ha facilitado personal de protección civil para el fin de semana y el lunes, de modo que la circulación por la calle y el acceso esté despejado y no haya aglomeraciones. El aforo se ha limitado por patios a un numero reducido de personas y la estancia no puede ser superior a media hora», explica.

Las personas que aprovechan estos días para arreglar los nichos de sus familiares, lo han hecho en estos días previos. Así el día de los Difuntos es solo de visita. Ese día, a mediodía, el cementerio se cerrará, al contrario que en otros años, para desinfección y limpieza.

La tradicional procesión que por este día se realizaba con la Virgen del Carmen de las barriadas de las Melosas y Protegidas hasta el cementerio se ha suspendido también debido a la pandemia. La Virgen será trasladada desde su ermita hasta la parroquia de modo privado y allí se celebrará un triduo en su honor. Las Eucaristías se multiplicarán en el Día de los Difuntos en el templo parroquial para dar cabida a los fieles que quieren recordar a sus seres queridos.

Ana María Medina

Periodista y portavoz de la Diócesis de Málaga

_AnaMedina_
Más noticias de: Parroquias