NoticiaDiario de un confinamiento

Rocío González. «Gracias a Él puedo seguir adelante cada mañana»

Rocío González // L CARNERO
Publicado: 21/05/2020: 1896

RESURRECCIÓN DESPUÉS DEL CONFINAMIENTO

Rocío González, feligresa de la parroquia de San Miguel, en el Miramar y gerente de la Fundación El Pimpi, se describe a sí misma como: «madre de dos niños maravillosos, Miguelito de 6 años y Beltrán de 10 y esposa de Miguel Martínez, un granadino que me robó el corazón hace casi 17 años».

¡Esta Pascua, ha sido tan diferente! Quizás en mi corazón deseaba parar, el estrés, las actividades extraescolares... Necesitaba tiempo para orar, más tiempo para estar con Jesús. Y esa ha sido la cara positiva para mí de todo lo que estamos viviendo que ha sido muy duro para todos y para muchas personas ha sido realmente una pasión.

Gracias a estar en casa he podido  recuperar mi oración matinal, rezar Laudes cada mañana y comenzar el día con Jesús Resucitado. Esta Pascua es muy diferente pero aunque estoy celebrando su resurrección, sigo meditando con Él sobre su pasión y aunque parece contradictorio, gracias a eso soy más consciente del significado de la Pascua y la importancia de su resurrección para nosotros. Así es como me es posible encontrarme cara a cara con Cristo Resucitado. Un Cristo humano de carne y hueso, verdadero hombre y verdadero Dios. Es con Él con quien me encuentro cada mañana, y tengo la certeza de que es Él mismo que anduvo por Galilea que quiso quedarse con nosotros, es el que está en cada sagrario del mundo. Es el rey del mundo y rey del universo y gracias a Él puedo seguir adelante cada mañana con una sonrisa y muchas ganas de vivir para darle gloria. Solo es muriendo como podemos resucitar, muriendo a nosotros mismos a nuestros pecados a nuestras miserias. Por eso morir al pecado es vivir, es resucitar a una nueva vida.

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente