NoticiaLiturgia

LA MADRE. Comentario al evangelio de hoy, 22 de septiembre

Publicado: 21/09/2020: 28200

RAFAEL PALACIOS LÓPEZ

Nos puede parecer extraño en este evangelio que se hable de los hermanos de Jesús.

Y es que entre los israelitas de la época la familia cercana se consideraba como hermanos. Los primos son considerados como hermanos, es por ellos que se habla de la Madre y hermanos de Jesús.

Ante el aviso que le dan al Señor de que su familia lo buscaba, parece que hace como una especie de separación de su familia. Y nada más lejos de la realidad, pues si alguien cumplió a la perfección su palabra fue su Madre. No obstante, esta tremenda advertencia sobre quién son la madre y hermanos del Señor nos viene muy bien a todos.

Ya los santos padres comentaban que la Virgen María fue madre de Jesús porque antes lo había engendrado en su corazón por la escucha, meditación y acogida de su palabra. Y ésta es la gran lección que diariamente tenemos que recordar. Si queremos que Cristo de verdad se fecunde en nuestro corazón, debemos escuchar su palabra.

Cuando nosotros acogemos en lo más intimo de nuestro ser la Palabra de Dios, esta misma Palabra va transformándonos interiormente y va inclinándonos a cumplir lo que ella nos ilumina.

Realmente que vayamos viviendo la palabra de Dios en nuestra vida, no es tanto cuestión de voluntad, como de escucha. Quien escucha y acoge termina por dar fruto y, como dice Isaías, esa palabra no vuelve vacía, si no que engendra su semilla en nuestros corazones y vuelve cumpliendo la voluntad del Señor, pues ese es su mejor fruto.

Rafael Palacios López

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga