NoticiaColaboración

Pinceladas en torno al Adviento 2015

Publicado: 24/11/2015: 9659

El sacerdote diocesano José Sánchez Luque recoge algunas claves sobre el tiempo de Adviento.

* La Iglesia, todos los cristianos, nos ponemos en camino, dispuestos a salir al encuentro de Señor que viene, que vino y que vendrá. Iglesia en salida

* Un santo de la Iglesia antigua, Orígenes, nos pregunta: ¿Qué importa que haya nacido Jesús en Belén si no nace en tu corazón?

* Juan Bautista nos invita a preparar hoy los caminos del Señor, para que nazca en nuestros corazones, en nuestra sociedad, en nuestra Iglesia. La primera vez Jesús vino de manera inesperada. Ni siquiera encontró un a casa donde nacer. Su cuna fue un pesebre. Porque no había sitio para ellos en la posada, nos dice Lucas..

* Jesús también viene hoy de forma desconcertante, en los pobres (vicarios de Cristo), en los emigrantes que mueren en el Mediterráneo, en los niños victimas de la guerra de Siria, en las mujeres esclavizadas, en las familias desahuciadas por no pagar sus hipotecas, en los parados, en los sin techo, en los refugiados, en el desastre del cambio climático, etc.

* Los bellos textos litúrgicos nos dicen que el desierto florecerá, nos invitan a una visión esperanzada de nuestro mundo. “Lo imposible solo tarda un poco más”.

* Porque el Señor viene tanto en la cotidianidad y vulgaridad rutinaria de cada día, como en la novedad imprevista de los acontecimientos de la Iglesia (la nueva primavera eclesial de Francisco -el papa milagro-, el Año de la Misericordia) y en la sociedad (el clamor de los que creen que otro mundo es posible, los que luchan por la defensa de los derechos humanos y los derechos de la madre Tierra).

* En la oración del Adviento suplicamos la salvación y además suscitamos en nosotros el reconocimiento de la incapacidad que tenemos para salvarnos por nuestras propias fuerzas. La salvación-liberación como don y tarea.

* ¿Cómo vivirlo mejor? Adviento no es un tiempo sino una actitud profunda. El verdadero Adviento es el que cultiva y desarrolla la esperanza, el que enciende todas las lámparas de la espera, el que abre todos los oídos de la escucha, el que abre cuidadosamente el alma para acoger al Señor y a los hermanos.

* Hace unos días el Papa nos invitaba en Florencia a dejarnos llevar por el soplo potente del Espíritu para poder navegar a mar abierto. Para ello, nos decía, que hemos de ser humildes, que no podemos vivir bajo el control y la dureza de las normas y de los códigos, que hemos de huir de la tentación de creer que los problemas de la Iglesia se van a solucionar con el restauracionismo (vuelta al pasado) o con el fundamentalismo (vivir la letra de la ley). Nos invitaba a ser creativos y a no pretender restaurar conductas y formas superadas que ni siquiera culturalmente son significativas…. ¡Buen programa para este Adviento!

* Titulares para cada domingo: 1º.- El futuro está en manos de Dios. El futuro es una promesa, no una amenaza.- 2º- La salvación llega por la escucha.- Inmaculada: La misericordia de Dios es más poderosa que el pecado del hombre. 3º- Lo mejor está por llegar. Nostalgia del futuro.- 4º- Salir y alabar (Dios es Dios saliendo, haciéndose uno de nosotros).- Navidad: Jesús, el Dios que se abaja, que nace en las periferias de una galaxia determinada, encajonado en las virtudes y defectos de la humanidad. ¡No sabe hablar y ya lo ha dicho todo! ¿Estás dispuesto a escucharlo?

 

José Sánchez Luque

Sacerdote diocesano