NoticiaColaboración

Testigo del amor

Publicado: 15/12/2015: 13754

CLAVE. José López Solórzano, arcipreste de Marbella-Estepona.

Cada joven es un regalo para la Iglesia. Que un día aparezca en la parroquia un chaval que diga “quiero ser cristiano: ¿qué tengo que hacer?”. Es un signo de la presencia de Dios en nuestro mundo. Pablo llenó de frescura las reuniones, y sus preguntas resultaban incluso ingenuas: “¿los curas pecan?”. 

Cada rito del Catecumenado se vivía en las celebraciones con novedad y gratitud. Se asombró de la acogida cariñosa de Don Jesús, Obispo, en la Catedral. La Vigilia Pascual de 2013 fue especial y única: Pablo recibió los sacramentos de Iniciación Cristiana, yo celebraba 25 años de sacerdote.

Fue la primera vez que presidia una celebración así: realmente emocionante…a los dos años llegó un doloroso Viernes Santo: Pablo tiene leucemia, todo fue muy rápido, de repente, a traición… largos meses de hospital, interminables semanas de aislamiento… 16 de julio 2015… trasplante de médula… Hoy Pablo sigue viviendo su gran Vigilia Pascual, nacer para vivir. Yo sólo he sido su cura, su padrino, su amigo.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga