NoticiaColaboración

La Iglesia, una adelantada

Publicado: 26/01/2016: 3662

LA FIRMA. Pedro Leiva. Jefe de Estudios del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "San Pablo"

Un grupo de estudiantes ha obtenido recientemente su licenciatura en Ciencias Religiosas en el ISCR “San Pablo”. Este grado académico se obtiene después de haber cursado 300 créditos de Filosofía y Teología y tras la defensa pública de una tesina. Este último requisito empieza hoy a ser común en la Universidad con los llamados Trabajos Final de Grado o de Máster, pero con anterioridad solo existía en Ciencias Religiosas y en Teología, salvando la excepción de las ingenierías. En esto la Iglesia fue una adelantada, pues para conceder un grado académico nunca se conformó con haber cursado unas materias, sino que exigió también una acreditación en las capacidades de investigación y transmisión de la ciencia teológica.

Las últimas tesinas defendidas en el ISCR de Málaga son una buena muestra de la riqueza formativa y la diversidad de inquietudes de nuestros alumnos: la pastoral de la salud, la enseñanza de nuestros recientes obispos, la relación entre fe y ciencia, la historia de nuestra diócesis, la teología dogmática y bíblica… Todos estos campos y más han sido explorados por los estudiantes que han finalizado su proceso con interesantes tesinas.

En breve se abre un nuevo periodo de matriculación para aquellos que quieran sumarse a esta aventura de la formación teológica. Todos los que han finalizado ya este proceso en nuestra diócesis son testigos de cómo el estudio ha sido alimento de su vida cristiana y capacitación para la tarea evangelizadora. Supone ciertamente un esfuerzo importante, que requiere decisión, constancia y sacrificio. Pero se hacen verdad las palabras de Jesús cuando dice que sus discípulos recibirán el ciento por uno. Por otra parte, no hay que insistir demasiado en que estudiar teología es hoy no solo un proyecto personal, sino un importante servicio a la Iglesia.

Pedro Leiva

Subdirector del ISCR "San Pablo"