NoticiaColaboración

Una vida mejor

Publicado: 22/11/2016: 4447

CLAVE. Isabel Navarro. delegada de Proclade Bética en Málaga.

El sida sigue siendo una realidad en África que deja cada año miles de niños huérfanos que son acogidos por su familia extensa o por instituciones. Por eso este proyecto de los misioneros claretianos en Zimbabwe se llama Karikoga, palabra shona que significa “el que es pequeño y está solo”.

El proyecto Karikoga nace de la necesidad de querer proporcionar a estos niños y niñas huérfanos o infectados de VIH los recursos necesarios para recibir una educación básica y mejorar su formación y su futuro de en el distrito de Ruwa, en Harare, capital de Zimbabwe, proporcionándoles el material escolar, los uniformes, el pago de la escuela y asegurando una comida caliente diaria a más de 250 niños y jóvenes cada año desde el 2005.

Pedro Sosa ha regalado su tiempo, su voz, su talento, su sensibilidad y sus canciones este mes a Proclade Bética, para ayudarnos a que la posibilidad de convertir la vida de estos niños en una vida mejor sea una realidad.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga