NoticiaColaboración

Crispación

Publicado: 12/04/2019: 2811

El periodista Manuel Montes Cleries reflexiona sobre la crispación.

Una de las principales actitudes que caracterizan a nuestra sociedad es la crispación.

Los diccionarios recogen el significado de la palabra “crispación” como gran irritación. Las actitudes que observo en la actualidad en mis coetáneos están llenas de esas situaciones. Se identifican con aquel personaje de los tebeos de mi infancia: “Don Pacontraria”. Se sigue utilizando el “de que se trata que me opongo” y la crispación nace de momento.

Estimo que la convivencia se debe basar en buscar los pensamientos comunes y soslayar en los que se discrepa. Por desgracia aquello de “pon tu verdad, yo la mía y juntos buscaremos la verdad” ha quedado por completo en el olvido. Los telediarios nos crispan. Los programas más vistos de la televisión (aunque todos niegan verlos) son aquellos que sacan lo peor de cada casa y cambian fama y honor por dinero. Es más, pagan descaradamente a quien desvele las miserias de algún famoso o famosillo.

Estas actitudes se traspasan a nuestras vidas cotidianas. Las calles se convierten en la jungla del asfalto. Peleamos por el aparcamiento, las colas de los autobuses, las cajas de los supermercados o la atención en las consultas médicas. Pero es más, siento vergüenza ajena al observar las situaciones que suceden a menudo en los campos de futbol. El domingo pasado desearon a gritos la muerte al entrenador de un equipo de futbol antes de iniciarse el partido.
   
Y lo que aun me duele más, la controversia constante entre los dirigentes de instituciones de la Iglesia por imponer criterios en movimientos y cofradías. Juicios y descalificaciones no hablan muy bien de algunas comunidades.

Los cristianos nos llamamos así porque le seguimos intentando vivir el “estilo de vida de Jesús”. Él destilaba paz y amor en sus palabras y en sus hechos, Es más, los creyentes de la mayoría de las confesiones nos hablan de respeto y comprensión. Me causa sonrojo como intentamos ridiculizar a los demás en vez de resaltar y poner en valor sus virtudes que, con seguridad, son muy aprovechables. “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Y nos tenemos que marchar empezando por los más mayores.

Con estas actitudes negativas se consigue cansar a las personas de buena voluntad, que una vez tras otra, son arrasados por los hijos de las tinieblas. La palabra “hermandad” se entiende como “bronquedad” a todos los niveles, mientras se discute por un criterio,  un cirio o un recorrido más o menos vistoso.

Sin embargo –no todo es malo- anda un personaje por la tele de nuestros días que me causa una profunda admiración. Se trata de “un noble anciano” (tiene mi misma edad) que está compitiendo en el “master chef” de la primera. Siempre sonríe, es eficaz, sabe dirigir y animar y, encima, guisa maravillosamente. Les recomiendo le observen.

Otra raya en el agua. Saben los que me leen, que tengo un programa en canal Málaga sobre el voluntariado y la Málaga solidaria. El pasado martes tuve conmigo a dos veteranos enfermos de esclerosis múltiple. Amén de ser unos tipos estupendos, dieron un ejemplo de conformidad ante sus graves problemas vitales. Abordamos sin miedo el problema de la eutanasia hoy tan en boga. Su respuesta fue categórica. No. Como contrapartida, comprender al enfermo y su familia y, sobre todo, ayudarles para evitar situaciones límites. Pensábamos que la publicidad que se le ha dado al tema le hace un flaco favor a los que sufren enfermedades crónicas. Además hay quien aprovecharía la eutanasia para, en sus palabras: “quitarse de en medio un problema”. Toda esta conversación se mantuvo sin crispación dentro de la cordialidad y la búsqueda de la verdad. Todo un ejemplo.
      
                                  

Manuel Montes Cleries

Manuel Montes, casado, ocho hijos y 18 nietos. Profesor Mercantil. Licenciado en Comunicación Audiovisual. Doctor en Periodismo desde junio de 2012. Pertenece al Movimiento Diocesano de Cursillos de Cristiandad. Escribe “La Buena Noticia” en diversas publicaciones digitales y participa como colaborador en diversos programas de radio y televisión.

m.montescleries@telefonica.net