NoticiaColaboración

No te olvides de los pobres

Cáritas clausura la celebración de su 50 aniversario // CÁRITAS DIOCESANA
Publicado: 10/06/2019: 654

Carta de agradecimiento del director de Cáritas Diocesana, Francisco J. Sánchez Heras, tras la clausura del 50 aniversario de la institución en Málaga.

Con la Eucaristía de Acción de Gracias, se han dado por concluidos los actos conmemorativos del 50 aniversario de la constitución de Cáritas en nuestra diócesis. Hemos podido celebrarlo con diversos actos (exposición, conferencias,…) que han servido para visibilizar el testimonio de tantas personas, que con la ayuda del Señor, han mostrado su Amor a sus hijos más necesitados. Asimismo, este aniversario ha servido para recordar que cuando hablamos de la labor de Cáritas, de “lo social” en la Iglesia, no hablamos de un añadido secundario, sino del quehacer de la Iglesia como servidora del Reino de Dios.

Las palabras del papa Francisco a los miembros de Cáritas Internacionalis (2013) así lo recuerda: «Institucionalmente, la Cáritas es parte esencial de la Iglesia. Una Iglesia sin la caridad no existe. Y la Cáritas es la institución del amor de la Iglesia. La Iglesia se hace institución en la Cáritas […] La Cáritas es la caricia de la Iglesia a su pueblo. La caricia de la Madre Iglesia a sus hijos, la ternura, la cercanía».

En estos cincuenta años “la caricia de la Iglesia diocesana a sus hijos” ha sido real y constante. Desde su constitución canónica, animados por nuestros obispos, Cáritas ha venido desarrollando una extensa labor: está presente en la inmensa mayoría de nuestras parroquias, testimoniando el amor de Dios a sus hijos más necesitados en cada pueblo o barrio y animando a que la caridad esté viva y organizada en cada comunidad siendo parte esencial de la vida cristiana; en cada una de las obras y centros, como expresión concreta de respuesta cristiana a las pobrezas de cada momento histórico; en la cooperación fraterna internacional; en los programas y proyectos promocionales, en la capacitación para la inserción sociolaboral, en la caridad política a través de la incidencia pública... Y todo ello como Iglesia, gracias a la ayuda del Señor y el servicio generoso de tantas personas. Sin duda, el valor más importante de Cáritas son todas las personas que la forman (voluntarios, colaboradores, técnicos, donantes, socios…), quienes viven convencidos de que «la fe actúa por el amor» (Gal 5,6) y que «toda vida se decide a partir de la capacidad de donarse. Es allí donde se transciende de sí misma, donde llega a ser fecunda». (Discurso del P. Francisco en la catedral de Florencia, 10 noviembre 2015).

En el último cónclave, el cardenal brasileño Claudio Hummes, se acercó al recién elegido papa Francisco una vez alcanzado el número de votos para ser elegido obispo de Roma y le dijo: «No te olvides de los pobres». Hoy, esta frase, advertencia o consejo, podría ser el lema para la celebración de los 50 años de constitución canónica de Cáritas Diocesana de Málaga y para los años venideros. También podría ser para las instituciones que trabajan en lo social, pero no. Es para todos los cristianos. Próximos a la celebración del Corpus Christi, día grande de la Caridad, estas palabras nos ayudan a ser una Iglesia Diocesana, servidora de los pobres.

Cáritas Diocesana