NoticiaColaboración

Peligro inminente

Publicado: 15/11/2019: 2949

El periodista Manuel Montes aborda la promesa electoral de la eutanasia en relación a los mayores.

Tenemos que estar muy atentos los mayores. Ahora van a por nosotros.

 

Las últimas elecciones al parlamento, ratificadas por el “segundo abrazo de Vergara”, nos han dejado una cierta preocupación a los que nacimos en la primera mitad del siglo XX. Nos ha hecho recordar aquel viejo chiste que contaba cómo un hombre llegó muy cansado a la tertulia del bar. Cuando le preguntaron de donde venía tan maltrecho, confesó que venía de enterrar a su suegra. Ante la extrañeza de los contertulios manifestó que es “que no se dejaba”.

 

Aparte de la broma, tememos que estén manipulando nuestras vidas desde su inicio hasta el final de nuestros días. Le ponen nombres para disimular el contenido de lo evidente. Al aborto le llaman “interrupción voluntaria del embarazo” y a la eutanasia o suicido asistido, lo esconden bajo el nombre de “muerte digna”.

 

Me gustaría saber qué es lo que se considera como “muerte digna” o “muerte indigna”. Quién es el que pone las normas para diferenciar la una de la otra. Sigo pensando que el protocolo vigente para la ayuda médica en los últimos momentos está lo suficientemente consolidado y aplicado en los hospitales donde se produce el fallecimiento de los enfermos terminales. Creo que el quid de la cuestión está en propiciar que se pueda morir en paz. Sin acelerar o retrasar el proceso.

 

Por lo tanto , manifiesto solemnemente que me dejen morir en paz y cuando me corresponda, que otro “decretito” no permita a otros tomar la decisión que tan solo debo tomar yo. Comprendo que la esperanza de vida de los que pertenecemos al “segmento de plata” se va alargando. Que “sobramos" muchos mayores y faltan jóvenes. Lo sentimos mucho. Que se pongan a traer niños al mundo y no a evitarlo. Que creen empleo y no se carguen a los empresarios. En fin, que cumplan todo lo que prometen en sus programas, pero, sobre todo, que nos dejen morir en paz, cuando nos toque y cuando Dios nos quiera acoger en su seno. He dicho. Cuidadito conmigo.

 

Y lo último. También nos quieren quitar los colegios concertados. Nos quejábamos de cantar el “cara al sol” y nos vamos a tener que aprender “la internacional”. Cosas veredes.

Más artículos de Manuel Montes Cleries.

Manuel Montes Cleries

Manuel Montes, casado, ocho hijos y 19 nietos. Profesor Mercantil. Licenciado en Comunicación Audiovisual. Doctor en Periodismo desde junio de 2012. Pertenece al Movimiento Diocesano de Cursillos de Cristiandad. Escribe “La Buena Noticia” en diversas publicaciones digitales y participa como colaborador en diversos programas de radio y televisión.

m.montescleries@telefonica.net
Más noticias de: Colaboración