NoticiaColaboración

Enrique Uribe, un servidor de la comunidad

Enrique Uribe
Publicado: 13/09/2021: 896

Obituario

El párroco de San Andrés, en Torre del Mar, Francisco Cardaldas, ha redactado la siguiente semblanza de uno de los voluntarios de la parroquia, Enrique Uribe, recientemente fallecido.

“El que quiera ser grande entre vosotros sea el servidor de todos” Mt 20, 26

¿Un Hermano Mayor? No. ¿Un cargo en nuestra localidad? Tampoco. ¿Alguien muy relevante? No creo que su relevancia se aprecie por los entornos más indiferentes de nuestra fe. Un feligrés, un servidor de la comunidad, un sencillo acólito al servicio de nuestra Iglesia. Sí; muchos en nuestras parroquias ya no están con nosotros.

¿Qué reseña mostraros?, la que no se ve, el servicio silencioso del altar, nada más, su verdadero brillo fue su corazón abierto y últimamente su enorme dolor por el fallecimiento de su esposa Mª Ángeles, también policía pero local, él de la nacional, siempre al servicio de todos. Esta pena enseguida se veía compensada por el inmenso cariño por sus  nietos, le brillaba el alma al hablar de ellos, igual que de su mujer que tanto añoraba. Con él ella “al cielo”.

Quiero con estas palabras hacer un universal homenaje por todas aquellas personas que nos han dejado para bien-aventurarse dichosamente junto al Padre, en su Reino. Hombres y mujeres de nuestras parroquias de toda la vida en las que su servicio gratuito y voluntario a la comunidad cristiana merecen un pequeño y sencillo silencio  pero henchido de plegaria esperanzadora. Personas que nos invitan a mirar nuestro horizonte que no se agota en la cortedad de nuestras miras de cada día. Personas privilegiadamente “buenas”, “buenas personas” que tanto hacen mirarnos a nosotros mismos por las numerosas quejas y lamentos en  los tropiezos nuestros de cada día. Pasaste haciendo el bien, Enrique. Como muchos otros   que hoy hacemos presentes y tanto recordamos. Hemos perdido algo pequeño, algo muy sencillo: el pasar desapercibido en tu labor para este mundo y que tanto se deleita ahora contigo el Señor.

“Y Allí donde esté yo estará mi servidor, y a quien me sirva el Padre lo premiará” Jn 12, 26

Su Párroco, Kiko Cardaldas

Más noticias de: Colaboración