DiócesisComentario al Evangelio

Comentario al evangelio del domingo XXVI del Tiempo Ordinario (30 de septiembre)

«Arrancamos el mal que nos hiere»
Publicado: 24/09/2018: 1736

El jesuita Fernando Motas ayuda a profundizar en el evangelio de este domingo, XXVI del Tiempo Ordinario.

«Nuestra sociedad española actual está cada vez más fracturada por ese nuestros/no nuestro. Y de esa fractura participamos también los cristianos.»

Uno de los nuestros

Una de las características de lo que los sociólogos llaman “patología de las sociedades”, es el convencimiento hondamente enraizado en las personas de que solo dentro de mi grupo está lo que vale la pena; de los grupos de fuera nada bueno puede venir. Lo observamos en todos los ámbitos de la actividad humana: cultural, político, religioso... Y de ese prejuicio “patológico” nadie escapa.

Juan lo expresa bien a las claras: “se lo hemos querido impedir porque no es de los nuestros”. No hay otra razón, peor aún, no interesa otra razón, simplemente no es de los nuestros… ¿Habrá que recordar lo que fue doctrina en el catolicismo durante siglos: “fuera de la Iglesia no hay salvación”?

Frente a la actitud de Juan, Jesús presenta como propia de su grupo la actitud contraria: “el que no está contra nosotros está a favor nuestro”. Y lo ejemplifica de modo muy simple: un solo vaso de agua que dé “el que no es de los nuestros”, no quedará sin recompensa. Nuestra sociedad española actual está cada vez más fracturada por ese nuestros/no nuestros: aumenta la xenofobia, aumenta la radicalidad política, resurgen nacionalismos… Y de esa fractura participamos también los cristianos en cuanto ciudadanos y con ello la acrecentamos, especialmente cuando recubrimos de “cristiano” nuestro particular partidismo o fanatismo.

Ojalá dejemos que el Espíritu de Jesús ensanche nuestro corazón y nuestra mente; nos ayude a superar prejuicios y nos hagas capaces de reconocer un simple vaso de agua sea quien sea el que lo dé, sea o no sea “de los nuestros”.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga