DiócesisComentario al Evangelio

Comentario al evangelio del domingo I de Cuaresma

Fano: primer domingo de Cuaresma
Publicado: 05/03/2019: 682

El profesor de los Centros Teológicos José Francisco del Corral ayuda a profundizar en el evangelio de este domingo I de Cuaresma, 10 de marzo de 2019.

Las tres tentaciones

Comienza este evangelio del primer domingo de Cuaresma diciendo que el Espíritu condujo a Jesús por el desierto durante cuarenta días. Allí, el diablo lo tentará seductoramente tres veces: primero, la tentación del pan, o sea, lo importante es asegurarse la vida; segundo, la tentación del poder y de la gloria humanas, es decir, buscar todo aquello que nos haga dominar y brillar ante los otros; tercero, se pone a prueba a Dios mismo, empujándolo a demostrarnos que nos ama.

En la primera y tercera tentaciones el diablo tienta a Jesús para que muestre, según el mundo, que es el Hijo de Dios. En la segunda, el diablo manifiesta cuál es su pretensión: ocupar el lugar de Dios. Por eso promete a Jesús, si lo adora, el poder y la gloria de los reinos del mundo. Pero Jesús dirá que su Reino no es de este mundo, que Él trae un nuevo Reino, el de Dios.

Jesús responderá y vencerá al diablo con las Escrituras: con solo pan, el hombre no alcanza la vida eterna, a la que está destinado por Dios y que solo Él puede darle. Solo hay que adorar y dar culto a Dios, pues solo Dios es Dios (cf. Dt 6,4). En consecuencia, termina Jesús, hay que obedecer a Dios y no ponerlo a prueba, forzándolo a servirnos, a hacer nuestra voluntad. Así, Jesús mostró que el único camino que tiene el hombre, para alcanzar la libertad de los hijos de Dios y vencer al diablo, es obedecer a Dios y dejarlo ser nuestro único Señor.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga