NoticiaCuaresma

Testimonios de Cuaresma

Publicado: 13/02/2013: 2569

Testimonio de varios malagueños sobre la Cuaresma.

Mª del Carmen Ledesma Albarrán (cofrade)

«Como cristiana llega un tiempo muy esperado en el que nuestro destino nos llama a convertirnos en profetas para llevar la buena nueva. Es un tiempo de preparación para transmitir que el Amor de Dios no acaba y que la Pasión y muerte de Jesús no tiene sentido sin la Resurrección. Comunicarlo a nuestros hermanos es mi compromiso y vocación dentro de la Cofradía del Amor y la Caridad. Con cada encuentro con nuestros hermanos debemos ser testigos y transmisores del Amor que hemos recibido. Desde la coherencia y el compromiso pretendo vivir un tiempo que Dios nos ha dado porque confía en cada uno de nosotros»

Cristina Fernández Basurte (cofrade)

«La Cuaresma comienza el mismo Miércoles de Ceniza compartiendo la misa con mis hermanos. A partir de este día vivo diferentes momentos (de oración, retiro) que me ayudan a reflexionar sobre la reconciliación, sobre los posibles cambios que debo hacer en mi vida».

Concha Rodríguez  (parroquia El Salvador de Nerja)

«Siempre ha sido un tiempo de preparación para la Pascua, teniendo más tiempo para la oración, para la escucha de la Palabra y para ser más coherente en mi comportamiento para con los demás. Intento profundizar en esto»

Alfonso Sell Cristiá (cofrade)

«Todo empieza en forma de cruz en mi frente, donde recuerdo que se inicia un recorrido de cuarenta días en el que -como Jesús se preparó- me preparo para recordar la pasión de Jesús en su Pasión, Muerte y final Gloriosa Resurrección».

María José Pabón (parroquia de San Juan y San Andrés de Coín)

«La Cuaresma es romper con todo lo que me impide vivir verdaderamente la Pascua de Nuestro Señor Jesucristo. Olvidarnos de nuestras rutinas y desde la oración y el encuentro diario en la Eucaristía recorrer ese camino que Él me muestra». 

M. Carmen Martín Fernández (cofrade)

«Debido a la misión que tengo dentro de la cofradía, y quizás por mi implicación en ellas, la cuaresma se ha convertido para mí , cada año más, en un periodo intenso, de sabor agridulce, lleno de reencuentros, trabajo y emociones, que me permite experimentar un cúmulo de sentimientos relacionados con cada gesto de los momentos vividos. Tales como: La angustia de la responsabilidad de la tarea bien organizada y acabada a tiempo. El sufrimiento al compartir las dificultades y problemas que muchos padecemos. Ilusionarme con el brillo en los ojos del niño que se prueba una túnica de nazareno. Rejuvenecer con las energías que derrochan jóvenes y adolescentes. Estremecerme con la mirada que interpreto me dedican nuestros titulares y conmoverme por el abrazo con el que nos obsequiamos tras acabar nuestro desfile procesional reconfortándonos y confirmando que lo primordial es vivir la fe contando con un maravilloso grupo humano».

Carmen Martín Gómez (cofrade) 

«El tiempo de cuaresma es tiempo de preparación para realizar mi propia procesión. Es tiempo de trabajo, de encuentro con los hermanos, de compartir, de orar y de entrega a los demás. Quizás una persona que no conozca a las cofradías piense que solamente nos dedicamos a preparar nuestros equipos y demás enseres, solo en lo estético y material, pero cada gesto, cada símbolo tiene detrás un momento de oración y compartir. Hay momentos para todo y como prueba de ello nos preparamos en el Triduo celebrando la palabra y el sacramento del Perdón, adorando al santísimo y compartiendo la eucaristía. Y cómo no olvidar la entrega a los demás en nuestra labor del día a día del Economato, que durante la Cuaresma compaginamos con todo lo demás… y que ha dado sentido completo a mi procesión».

Juan José Asensio Guerrero (cofrade)

«Pues para mí la Cuaresma es el tiempo en el que te conviertes, eso es, te conviertes en capataz, mayordomo, nazareno, albacea, monaguillo o portador de trono. Vives la cofradía de un modo especial, intenso. Ves a los hermanos que pasan por la cofradía de año en año y en esos escasos diez minutos que puedes hablar con ellos le intentas resumir un año de trabajo experiencias y momentos vividos. Intentas acercarles la cofradía para que conozcan lo que durante el año hemos vivido y además comentas con ellos la ilusión de una nueva procesión. La cuaresma es tiempo de vivencia y convivencia, cuarenta días en los que si se hace el computo de horas seguro que estas más en la cofradía que en casa de uno. Pero no importa, no pesa, pues si se estás a gusto se disfrutan momento especiales, únicos, también alguno que otro más desagradable que no deja más que reforzar la convivencia».

Álvaro Guardiola Strachan (cofrade)

«Mi labor en la cofradía se centra principalmente en preparar, junto con el equipo de culto, todo lo necesario para facilitar un encuentro personal con el Señor. Un encuentro que nos haga ver nuestras debilidades, que haga proponernos nuevos retos y que a la vez nos llene de ilusión por ser cristianos-cofrades en medio de este mundo. ¿Cómo lo intentamos? Celebrando el triduo con la adoración al Santísimo, el sacramento del perdón y la Eucaristía; ofreciendo a todos los hermanos un material semanal de oración; preparando un retiro de cuaresma y, preparando todo lo necesario para que la procesión sea un momento de interiorización, penitencia y oración».

 


 


 

Autor: diocesismalaga.es