NoticiaCuaresma

«Os animo a vivir el camino cuaresmal realizando las obras de misericordia»

Publicado: 23/02/2016: 6138

Saluda del Obispo de Málaga, Mons. Jesús Catalá, a los hermanos de las Cofradías y Hermandades de Pasión.

El Jubileo de la Misericordia, que el papa Francisco nos ha regalado (cf. Bula de convocación Misericordiae vultus), impregna este año la Cuaresma y la Semana Santa.

Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre quien es fuente de amor y «rico en misericordia» (Ef 2,4), «Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira, y pródigo en amor y fidelidad» (Ex 34,6). El rostro misericordioso de Cristo fue vituperado y desfigurado durante su pasión y muerte, que ni siquiera parecía ser humano. Es el rostro que los fieles contemplan en las crudas imágenes de Semana Santa.

La sangre de las heridas de Jesús de Nazaret limpió los pecados de la humanidad y ofreció el perdón y la misericordia divina. “La misericordia de Dios transforma el corazón del hombre haciéndole experimentar un amor fiel, y lo hace a su vez capaz de misericordia” (Papa Francisco, Mensaje para la Cuaresma de 2016, 3).

La Cuaresma es tiempo propicio para celebrar y experimentar con profundo gozo la misericordia de Dios; para escuchar con actitud orante la Palabra de Dios; para realizar las obras de misericordia, tanto corporales como espirituales. Cristo se hace de nuevo visible en los pobres, enfermos, emigrantes, encarcelados, ignorantes, para que nosotros lo reconozcamos y lo cuidemos. ¿Dejaremos pasar a Cristo ante nosotros sin reconocerlo en los hermanos más necesitados?

Os animo a vivir el camino cuaresmal realizando las obras de misericordia, haciendo lectura orante y contemplativa de la Palabra de Dios, reconciliándonos con Él en el sacramento de la confesión, propiciando momentos para la oración, participando en las misas dominicales y en los actos de piedad popular de vuestras cofradías, y celebrando litúrgicamente el Triduo Pascual.

¡Que María Santísima, Madre de Misericordia, nos proteja y acompañe con su maternal intercesión!

Málaga, 10 de febrero de 2016, Miércoles de Ceniza.