NoticiaCursillos de cristiandad

Cursillos de Cristiandad abre este domingo la Ultreya

Unidos en la Ultreya
Publicado: 17/10/2014: 8497

El movimiento Cursillos de Cristiandad celebra este domingo 19 de octubre la primera Ultreya del año pastoral en la parroquia de la Asunción a las 19.00 horas.

La ultreya es el encuentro gozoso de aquellas personas que han participado en un cursillo de cristiandad

Cursillos de Cristiandad invita a sumarse a esta iniciativa, la primera que organizan en el nuevo año pastoral. 

El movimiento anima a los asistentes a llevar a la parroquia de la Asunción, donde se celebrará la Ultreya, alimentos no perecederos (alubias, lentejas, pasta, entre otros) para destinarlos a familias que necesiten ayuda.

"Ultreya"

La palabra Ultreya es una antigua palabra española que usaban los peregrinos de Compostela cuando se encontraban para saludarse y animarse a lo largo del camino. "Ultreya" significa "Mas Allá", "siempre adelante"...

Los cursillistas utilizan esta palabra para designar un tipo de encuentro que tiene lugar después del Cursillo.

Es la reunión de los cursillistas de una o varias parroquias. La Ultreya es la comunidad de quienes, en actitud de conversión progresiva, se sienten unidos en una sola fe, un solo Señor y un solo bautismo; y por esto, sienten la necesidad de reunirse para compartir y potenciar mutuamente en sus vidas la vivencia de lo fundamental cristiano y el compromiso consciente de descubrir y concretar el lugar y el modo de vivirlo, según su vocación personal.

Para participar en la Ultreya sólo hace falta eso, participar. Desde Cursillos de Cristiandad aseguran: «A la Ultreya no se va a ver que pasa, sino a hacer que pase. Solo hay que llevar ilusión y ganas de compartir, para que desde el compartir propio y el de los demás surja el compromiso. Compromiso para procurar ser mejor persona y mejor cristiano, que es lo que todos buscamos. Partiendo de una breve reflexión sobre el evangelio, en clima de reunión de grupo revisamos como vivimos la palabra de Dios y como podemos hacerla realidad en nuestros ambientes».

 

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga