NoticiaD. Antonio Dorado, obispo de Málaga (1993-2008)

Un obispo cercano y animador de la comunidad

Publicado: 17/03/2015: 5774

D. Antonio Dorado realizó la visita pastoral a 219 parroquias

La Visita Pastoral que periódicamente realizaba D.Antonio Dorado a un sector de la diócesis fue uno de los momentos más importantes de la vida de la Iglesia Particular. 

Durante unos días, se ofrecía al prelado y a los fieles la posibilidad de conocerse en algunos casos y, en otros, de establecer un contacto fraterno y de ver in situ la realidad socio-pastoral de las comunidades que configuran nuestra Diócesis.

AL MENOS, UNA VISITA AL AÑO

D. Antonio Dorado se propuso, desde el primer momento de su llegada a Málaga, llevar a cabo cada año la Visita Pastoral a una parcela concreta de nuestra Iglesia. Y así lo hizo.

La estancia de D.Antonio en una parroquia propiciaba una serie de encuentros con los movimientos de apostolado seglar, visitaba algunos en fermos en sus propios domicilios, tenía un contacto directo con los centros docentes para celebrar reuniones con profesores y alumnos y se conocía de forma personal la vida de esa comunidad a través de los distintos grupos parroquiales.

APOYO PERSONAL

D. Antonio Dorado escuchaba a todos con interés, les transmitía su apoyo personal en sus trabajos pasto- rales y les daba pistas orientadoras para superar el reto de seguir avanzando en la tarea evangelizadora ante la problemática actual.

También reservaba un espacio de tiempo para charlar sosegadamente con el párroco y conocer sus inquietudes y proyectos. Y, como centro de todos estos contactos individuales y colectivos, está la Eucaristía que la comunidad celebraba gozosa, presidida por su Pastor. Este contacto personal con las parroquias permitía a D. Antonio estar al tanto de la realidad y planificar la pastoral de cara al futuro.

Esa era, en síntesis, la Visita Pastoral: conocer más de cerca a sus diocesanos, animar a la comunidad y establecer pautas a seguir en el desarrollo del trabajo evangelizador.

La estancia del prelado en cada parroquia era de dos días, aunque en algunos casos, en las comunidades más extensas y pobladas, se prolongaban algunas jornadas más.

En 1995 D. Antonio Dorado Soto hizo la Visita Pastoral al arciprestazgo de la Axarquía Interior; y al año siguiente,de la Axarquía Costa; en 1997, estuvo en el arciprestazgo de Marbella-Estepona; y un año más tarde, en el de Fuengirola-Torremolinos, completando así toda la Costa del Sol.

En 1999 el Sr. Obispo dedicó más tiempo a la Visita Pastoral y estuvo en dos arciprestazgos: el de Cristo Rey, en Málaga capital; y, después, en el de Coín. 

A partir del año 2000, estuvo de nuevo cada curso en un arciprestazgo: Santa María de la Victoria, en Málaga capital; Ronda-Ciudad; Serranía de Ronda; Antequera; Archidona-Campillos; y y Álora. El año 2005 visitó el de San Patricio y en el 2006, el de Los Ángeles. En total han sido 219 las parroquias de nuestra diócesis en las que Mons. Antonio Dorado ha hecho la Visita Pastoral.

Ángel Márquez, secretario particular de D. Antonio Dorado de 1993 a 2004

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: D. Antonio Dorado, obispo de Málaga (1993-2008)