NoticiaD. Antonio Dorado, obispo de Málaga (1993-2008)

Obispo de Guadix-Baza: «Obispo por aclamación popular»

Publicado: 17/03/2015: 8503

La muerte de D. Antonio Dorado trae a la memoria su primera etapa como Obispo, aquí en la diócesis de Guadix, donde fue consagrado, en la plaza de las Palomas, el 10 de mayo de 1970. En esta diócesis dicen que fue un Obispo por aclamación popular, todos, sacerdotes y pueblo, querían que el obispo fuera D. Antonio, por algo sería. Llegó desde Toledo para ser Vicario general y aquí se quedó. Obispo cercano y atento a las preocupaciones de la gente, siempre cariñoso y sugerente. Claro en la palabra y con una capacidad de síntesis que llamaba la atención, lo que demostraba sus dotes para escuchar y para unir lo distinto. Hombre de fe profunda y sincera, destacaba siempre su sencillez

Como obispo siempre he visto en él a un hermano mayor, cargado de experiencia y bondad, como un referente de vida entregada al servicio del Señor. Si la promesa evangélica es el “aquí el ciento por uno”, que ahora se cumpla “y después la vida eterna”. Descanse en paz este Obispo bueno.

+ Ginés, Obispo de Guadix

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: D. Antonio Dorado, obispo de Málaga (1993-2008)