NoticiaD. Antonio Dorado, obispo de Málaga (1993-2008)

Jorge Hernández: «Ofrecer una oración por su alma es lo mejor que podemos hacer»

Publicado: 17/03/2015: 4332

«Lamento muchísimo el fallecimiento de una persona tan querida para Málaga como ha sido Don Antonio Dorado, con el que además he podido mantener una relación personal, de hecho se lo recordaba hace tres días cuando lo visité a su residencia.

Siendo yo parlamentario por Melilla, tuvimos la ocasión de tener varios encuentros pero, sobre todo, era alguien que te quería con su bondad, su humanidad y era una persona absolutamente afable y cercana. Fue un gran cristiano y un gran padre de sus hijos en la Diócesis, por eso, lo que hay que ofrecer es una oración por su alma, que es lo mejor que podemos hacer».

Jorge Hernández Mollar es Subdelegado del Gobierno

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: D. Antonio Dorado, obispo de Málaga (1993-2008)