NoticiaSantos

6 de noviembre: Antonio Benítez Arias, nuevo beato malagueño

Publicado: 16/10/2021: 2519

Desde el sábado 16 de octubre, el martirologio romano recoge el nombre de un nuevo malagueño. Se trata del sacerdote de la diócesis de Córdoba Antonio Benítez Arias, natural de la localidad de Cuevas de San Marcos.

Ha formado parte del grupo de 127 mártires de la persecución religiosa en España que han sido beatificados en una ceremonia celebrada en la Catedral de Córdoba y presidida por el Cardenal Marcello Semeraro, Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos.

Unos 3.000 fieles, casi 200 sacerdotes y una veintena de obispos han participado en la ceremonia de Beatificación de los mártires cuya causa se ha agrupado bajo el nombre de "Juan Elías Medina y 126 compañeros mártires", entre los que se encuentran sacerdotes, seminaristas, religiosos y fieles laicos de la diócesis vecina. 

En las palabras de agradecimiento finales que ha dirigido el obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, ha recordado que «el amor de Cristo ha revolucionado profundamente la historia, transformando el suplicio de la cruz en cauce de redención. La tortura de los mártires ha producido entre nosotros un amor más grande y hoy constatamos una vez más que la vida cristiana es cauce de humanización, reconciliación y de paz para los pueblos».

La ceremonia íntegra puede seguirse en el vídeo al pie de esta noticia.

BIOGRAFÍA DE ANTONIO BENÍTEZ

Como señala la biografía publicada por Miguel Varona Villar, director del Secretariado Diocesano para las Causas de los Santos de Córdoba, los padres del nuevo beato malagueño fueron Antonio Benítez Hinojosa y Adela Arias Carrillo. Era una familia numerosa: 4 hermanos y 4 hermanas; don Antonio era el menor de todos. Sus padres vivían de la venta ambulante y eran muy religiosos, educando a sus hijos en la fe católica.

Comenzó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Málaga en 1919, pasando al de Córdoba en 1925 por motivos de salud y el traslado de su familia a esta ciudad.

Recibió la ordenación sacerdotal en mayo de 1932. El primero de julio de ese año, tomó posesión de la coadjutoría de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de Castro del Río, para colaborar estrechamente con el párroco don José Ayala Garrido (también mártir). Éste informa sobre su coadjutor en tres ocasiones (entre 1933 y 1936), y siempre favorablemente, señalando el recto cumplimiento de las obligaciones a su cargo: uso del traje talar, cumplimiento fiel de lo que le ordenaba, digno comportamiento sacerdotal, recto cumplimiento de las obligaciones de su cargo, asistencia a las Conferencias Eclesiásticas (para la formación del clero de entonces), etc.

«El ambiente de Castro del Río en estas fechas era complicado –continúa Varona– por los comportamientos de las gentes de izquierda, hostiles a la Iglesia y a todo lo relacionado con la Religión.

El 20 de julio de 1936, a las 12 de la noche, al ir a detenerlo en su misma casa lo hirieron con arma de fuego, por lo que perdió el conocimiento y tuvo que ser asistido por un médico. Por eso no lo sacaron de su casa hasta el día siguiente. A las 6 de la mañana lo ataron en un corral próximo y a las 10 fue fusilado, recibiendo sepultura en el cementerio de la ciudad. 

«El único motivo de su muerte –concluye el biógrafo– fue por ser sacerdote, pues fue una persona buena y cariñosa con sus feligreses y la gente del pueblo, especialmente con los necesitados, a quienes atendía con frecuencia y esmero».

La fiesta litúrgica de Antonio Benítez, junto a sus 126 compañeros, será el 6 de noviembre, coincidiendo con la de los ya más de 2.000 Mártires del siglo XX en España


Vídeo de la Beatificación de 127 mártires de la persecución religiosa en España:

Antonio Moreno Ruiz

Periodista y portavoz de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno
Más noticias de: Santos