BlogsDroga, vida y libertad

Matices espirituales

Publicado: 16/10/2015: 1008

La droga, consumida durante un tiempo suficiente, produce modificaciones en el cerebro, y se hace progresivamente protagonista de los pensamientos y conducta de la persona. Ésta pierde su independencia y libertad y se esclaviza con una rutina en que el consumo diario es prioritario, entrando en una dinámica en que las sombras hipotecan su mente, pierde el sentido y significado de su vida y, con unas esperanzas diminuidas o anuladas es muy complicado vivir. Se necesita una situación límite para que pueda tomar conciencia de su estado y decida abandonar el consumo. Las secuencias de la desintoxicación y rehabilitación son superadas y la persona llega a conseguir su normalidad social, familiar y laboral.
El problema es que ha tenido la experiencia de estados gratificantes de conciencia, que han quedado grabados en los circuitos neuronales correspondientes asociados a la memoria emocional, que no dejan de recordarle y hacerle presente una realidad en la que la sensación de euforia, alegría y  ausencia de problemas le ofrecen señales de felicidad. Es una experiencia que ha vivido dentro de sí misma, y que le indica que tiene una dimensión interior que no la localiza en el cuerpo ni en la mente, pues estas referencias, en sus ratos de reflexión, las llega a objetivar y separar, y es cuando empieza a argumentar su existencia, y sospecha que en ella puede encontrar las respuestas a sus inquietudes, pero ya con la lección aprendida que la droga fue un grave error.
Rumiando estos pensamientos y con la nostalgia de esas vivencias gratificantes que la activación del sistema de recompensa le hizo disfrutar y gozar, inicia una ruta interior en la que de manera gradual va descubriendo elementos que le confirman la realidad de unos espacios desconocidos, sin lindes ni fronteras, y que ofrecen horizontes limpios y llenos de esperanzas; se fortalece una intencionalidad que puede se visceral e instintiva, pero que va adquiriendo elementos que la consolidan: es una sensación difícil de definir pero no de sentir.
Las neurociencias afirman que  las situaciones existencialmente significativas, son factores precipitantes para activar una peculiar cualidad cerebral: la motivación intrínseca. Ésta tiene capacidad para  desencadenar una hipersincronía cerebral en  la que, en una zona determinada, y localizada por las diferentes técnicas de tomografías y resonancias, un conjunto de neuronas se excitan al unísono y aportan las energías necesarias y suficientes para activar y desarrollar los recursos cerebrales de esa región y que tienen una relación directa con la creatividad, genialidad, despertares, eurekas y experiencias religiosas, confirmando que el cerebro posee el substrato último de toda experiencia sea o no inefable.
La neuroteología o ciencia de la espiritualidad, considerando que de los sentimientos humanos, el religioso es  constante y que se presenta en diversos grupos humanos con diferentes creencias y en todas las culturas, sugiere que el cerebro humano se encuentra con informaciones que explican su existencia en términos espirituales, y  valora la hipótesis que así como el ADN celular tiene grabado los programas necesarios que ofrecen respuestas completas para una supervivencia en las mejores condiciones posibles, tenemos un ADN de naturaleza energética o espiritual que también ofrece respuesta a las inquietudes trascendentes comunes al género humano, y señala la presencia de recursos específicos para vibrar en la misma sintonía con una Existencia de la que procedemos por creación y la posibilidad de identificarnos con Ella.
Hollando este camino, esta persona, descubre abundantes indicios que le hacen discernir que tiene en su interior todo lo que busca en el exterior, y empieza a detectar  y  fundamentar la idea que es un espíritu localizado; es entonces cuando el tema adquiere su más profundo significado al apuntar al ser humano como figura referencial del universo conocido.
Pero el cristiano tiene el tema perfectamente resuelto pues el mensaje evangélico ofrece, de manera sencilla, clara, rotunda y taxativa, el programa más perfecto  que, puesto en práctica, nos hace encontrar con facilidad y seguridad absoluta el verdadero tesoro, porque Dios se encuentra "en potencia, esencia y presencia" en nuestros corazones y en ellos,"se habla y se escucha a sí mismo"..., por eso su voz resuenan y retumban permanentemente en nuestro interior.


José Rosado Ruiz

Médico acreditado en adicciones

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.