Publicado: 18/02/2016: 1137

Era un joven de 26 años al que la droga le había robado ilusiones y esperanzas. Su vida afectiva se encontraba aplanada y su panorama interior estaba arrasado. Sin proyectos existenciales, él se veía perdido. ¿Hacia dónde ir? En esa oscuridad y negrura, decidió “apearse de la vida” y escribió una carta de despedida a su madre, que era la única persona con la que le ataba  los rescoldos de amor que aún conservaba. 

“Querida mami; no quiero que esto suene a despedida, sino  hasta luego. ¡Ya estoy llorando!, pero mami, ya no puedo más, lo único que me retiene en la vida eres tú, pero ¿merece la pena seguir? Mami, de verdad, he aguantado mucho sólo por no hacerte sufrir. De lo único de que me arrepiento es de no haberte querido con toda mi alma,  y también de las lágrimas que te he hecho derramar.  Desde hace tiempo ya no quiero vivir, ni no vivir. Estoy hecho un lío y ya no sé nada. Mami, perdóname, ¡por favor!, yo nunca te he querido hacer daño. Yo también he llorado mucho pensando en esto, y muchas veces, al saber que era culpable de tus sufrimientos, me entraba la paranoia y me iba a buscar la dosis para olvidarme del daño que te hacía. ¿Para qué seguir viviendo?, si te quito a ti, ya  no tengo a nadie. Cada vez estoy más solo. Las gentes se creen que no tengo sentimientos, o que no sufro cuando ni me miran de reojo como echándome las culpas de todo lo que me pasa; para ellos yo soy invisible, no soy nadie; ¡cuánto daño me hacen! De verdad, mami, yo no quiero hacer nada malo a ninguna persona. Hace unos días, al pasar por una Iglesia me acordé de cuando hice la primera comunión y entré para recordar aquellos momentos. Yo no sé si existe o no existe Dios, pero me quedé muy tranquilo porque ahora estoy convencido de que si existe, con él estaré mejor que aquí, porque detrás de todo esto algo tiene que haber que llene mi conciencia de luz, paz y alegría, que es por lo que he suspirado toda mi vida. Mami, sé que estás llorando, ¡otra vez te hago llorar !, pero cuando pienso en lo que me espera en la vida, y lo que yo te puedo hacer sufrir sin querer, de verdad mami, no tengo duda de lo que voy a hacer. Gracias por todas las noches que me cogías la mano para cuidar mis sueños, endulzar mis amarguras y anular mis temores. Mami, yo te pido que tú seas la última que me abrace, me toques la cara y me des un fuerte beso en la frente y no dejes de tener mi manos entres las tuyas un ratito, ¡como cuando era pequeño! Yo lo sentiré de alguna manera y me quedaré en paz. Mami, un abrazo con todo el cariño que me queda y hasta luego”.

La noticia de la muerte de su hijo y la posterior lectura de la carta la dejó como una “zombi” durante una temporada, a pesar que ella sabía que su niño del alma llevaba una temporada en la que no vivía  sino que vegetaba en una supervivencia agónica y agonizante. Actualmente está convencida y convence, que la vida de su hijo no "ha terminado, sino que se ha transformado" y que existe en otra realidad en la que tiene, su corazón no le engaña,  abierta una puerta de contacto. Esto le ha hecho resucitar a una vida de entrega a los demás, y muchos enfermos han encontrado el tesoro de otra madre que le ha hecho recuperar el lenguaje del amor.

El que esto escribe, ha visto a esta mujer "cuando  rompía el día sobre su hermoso rostro y el sol  abría paso por su frente" salir a realizar las visitas que muchos de sus "hijos" esperan y añoran, pues el fármaco de la ternura a dosis altas que ella utiliza, alivian penas, borran sufrimientos, estimulan alegrías y contentos, y de manera especial, sembrando esperanzas, argumentan los milagros terapéuticos que suceden.

Son cosas inefables que aparecen cuando se tiene la oportunidad de asomarse a los espacios interiores de las personas y vivir una experiencia más que gratificante. Es también una de las razones que nos hacen engancharnos a estos enfermos... y a sus madres.


José Rosado Ruiz

Médico acreditado en adicciones

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.