BlogsDroga, vida y libertad

Alcohol en adolescentes

Consumo de alcohol en adolescentes
Publicado: 28/12/2016: 1025

La permisividad social ante el alcohol, ha conseguido que éste, sea una de las causas principales de enfermedad evitable y de mortalidad prematura.

La idea de un consumo controlado o limitado también ha dejado las puertas abiertas a un descontrol de dosis, y sucede que el gran problema se presenta precisamente en esa franja de personas que ocupan la gran base de la pirámide de consumidores moderados  y de los que salen los alcoholdependientes. Estas razones deciden que no se debe promover el consumo sano, pues se subestima la ingesta y se facilita el consumo peligroso; claro que el estado  de euforia, desinhibición y alegría, que facilita la comunicación y refuerza la sensación de poder, libertad y autonomía, por lo menos en las primeras dosis,  es una motivación que alimenta un fuerte deseo, ¡y es tan difícil luchar contra los deseos deseados de las personas!

Taxativamente, el consumo, incluso “moderadísimo” de etanol en niños o adolescente, se considera siempre una conducta de riesgo, que será más o menos grave, dependiendo de la situación emocional, factores hereditarios, contexto cultural y un conjunto de circunstancias que hacen difícil pronosticar el rumbo que seguirán después de las primeras experiencias. Nadie se hace alcohólico por una copa, pero todos los enfermos empezaron por “una sola copa”. Y es que el alcohol, de manera lenta pero progresiva, induce cambios neuroadaptativos,  de tipo metabólico y neuronal, que incluye la puesta en marcha de unos procesos oponentes destinados a contrarrestar los efectos de su presencia en el cerebro. El resultado es una disminución de la respuesta cerebral ante una cantidad del etanol que antes resultaba eficaz, con lo que la persona tiene que aumentar la dosis para alcanzar el efecto que antes conseguía. Cuando se suspende el alcohol, se precipita un brusco desequilibrio de la neuroadaptación lograda y se desencadena una hiperexcitabilidad desbordada de las neuronas, que a la vez favorecen un proceso de deterioro, degeneración y posible muerte de las células. Y aunque todos los sistemas de neurotransmisión se encuentra involucrados en el desarrollo del alcoholismo,  es el sistema de recompensa cerebral el que desempeña un papel principal en su génesis y mantenimiento, pues se encuentra condicionado por las poderosas fuerzas del principio del placer, y es el sustrato neuroanatómico que protagonizará la bioquímica, que de una manera segura se encontrará alterada, y esto produce una distorsión de la funcionalidad del órgano del que depende toda la economía: el cerebro.

De lo que no existe ninguna duda es que el alcohol, en adolescente y jóvenes, desencadena un grave caos bioquímico neuronal en un cerebro que es primaveral, “tierno” y sujeto a múltiples solicitudes, y que deja la marca  de las secuelas neurológica, especialmente las remotas que son las que presentan una grave perversidad pues hacen su aparición después de algunos años de abstinencia, precisamente cuando esa persona se encuentra en la época de la vida en que se necesita todos los recursos mentales para desarrollar su proyecto existencial. Los fallos y lagunas de la memoria, la interpretación subjetiva y subjetivada de los acontecimientos, la lentitud en los razonamientos, la labilidad afectiva, la vulnerabilidad a las depresiones y la alteración de la secuencia lógica de los pensamientos, son algunas de las manifestaciones conductuales  y cognitivas de los daños causados por el etanol, y que pueden ser decisivas para impedir la normalidad existencial de la persona. Se puede afirmar, sin ningún rubor, que el alcohol es el mejor disolvente universal que existe: disuelve la familia, el trabajo, la economía, los amigos... y el cerebro.

El cerebro sano y saneado de nuestros hijos es la más importante y  preciada herencia que les podemos dejar a nuestros hijos.


José Rosado Ruiz

Médico acreditado en adicciones

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.