BlogsDroga, vida y libertad

Recordatorio terapéutico

Publicado: 13/08/2018: 352

1.-El abuso de una droga no anula su uso. El veneno se convierte en remedio con una correcta indicación terapéutica.

2.- El primer consumo coincide, en muchas ocasiones, con el inicio de la enfermedad. Es verdad que nadie se hace alcohólico por beber un vaso de vino, pero no existe un alcohólico que no se haya iniciado con un vasito.

3.- Es una enfermedad que no es auto limitada: dejada a su evolución, se desarrolla hasta su fase de estado.

4.- No existe autocontrol. La percepción subjetiva de controlar el consumo es permanente.

5.- No es un vicio, sino una patología que por sus secuelas neurológicas y la necesidad de un seguimiento, se considera de larga duración.

6.- No se nace sino que se hace: en la historia clínica aparecen factores de riesgo que condicionan, favorecen, precipitan y explican la enfermedad.

7.- Cuando una persona enferma de la droga, toda la familia padece con ella.

8.- Antes o después, los consumidores necesitan y piden ayuda. Y las familias también.

9.- Abandonar el consumo es condición necesaria pero no suficiente para resolver el problema. El objetivo terapéutico esencial es recuperar la normalidad funcional cerebral.

10.- La droga no añade nada a las potencialidades cerebrales. Utiliza, no fisiológicamente, sus recursos y capacidades, a los que contaminan y deterioran. Las secuelas son muy frecuentes.

11.- No es una enfermedad incurable. 

12.- No existe enfermedades sino enfermos, por lo que los tratamientos tiene que ser muy personalizados.

13.- No existe droga inocua. Todas, legales o ilegales, mal utilizadas o no correctamente indicadas, provocan alteraciones funcionales y orgánicas.

14.- Actualmente nos encontramos con una pluri-drogodependencia.

15.- No existen fórmulas mágicas ni únicas para resolver este problema. Las soluciones son tan complejas como su dinámica.

16.- No soluciona ningún problema, agrava los presentes, activa los latentes y crea los inexistentes.

17.- No es un hecho aislado y es un fenómeno que tiende a progresar si no se suprimen las causas.

18.- Muchas personas se inician en el consumo de drogas porque no tienen razones para no hacerlo. Después no encuentran razones para abandonar ese consumo.

19.- La legalización no hace buena a ninguna sustancia.

20.- No confundir los aspectos legales con los terapéuticos.


José Rosado Ruiz

Médico acreditado en adicciones

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.