BlogsDroga, vida y libertad

De la sombra a la luz

Publicado: 05/09/2018: 55

El consumo de droga durante un tiempo suficiente, organiza el contenido del cerebro con la prioridad que marca la esclavitud de una adicción: conseguir la próxima dosis. El cerebro, con zonas de necrópolis neuronales, descubre insuficiencias selectivas, y la persona desorientada, ausente del presente y oscurecido su futuro, pierde racionalidad e incluso conciencia de sí misma. Se plantea el significado de su vida: para qué sirve, qué utilidad tiene, y siente que no tiene porvenir; la muerte se identifica como una desaparición de su ser y el horror vacui es más que una idea. Esta situación límite, activa el instinto de supervivencia que tiene aún la capacidad de recuperar una agonizante esperanza, y la persona como último recurso pide ayuda.

La primera etapa del tratamiento se centra en, después de superar el síndrome de abstinencia con una desintoxicación que no presenta grandes dificultades, conocer y controlar los factores de riesgos que propician y desencadenan las recaídas, y de manera simultánea se trabaja en descubrir y organizar las motivaciones: el por qué y para qué abandonar la droga ofrecen respuestas que justificarán un proyecto de futuro; definir una meta, saber hacia dónde dirigirse, es garantía para que todos los viento sean favorables.

Este proceso exige un camino de introspección, en que la razón, facultad suprema, asume todo el protagonismo y, en su función de discernimiento empieza a descubrir espacios interiores que le ofrecen interrogantes e inquietudes. En esa ruta interior descubre fuertes deseos de trascendencias e inmortalidades, y que siendo comunes al género humano necesitan ser satisfechos, pero al superar los límites biológicos, escapan de su capacidad natural para elaborar soluciones. Pero sí puede valorar que estas “fuertes añoranzas” le han sido grabadas por alguien que las posee en esencia, y que con ellas parece que tiene interés en darse a conocer y señalar su existencia. Estimulada por estas consideraciones, ofrece prioridad en su búsqueda y, de manera progresiva, le llegan noticias que desencadenando sensaciones de paz, armonía, integración interior y alegría, la cautiva, fascina y seduce, y le formaliza una querencia que es la que argumenta un gozoso e irrefrenable impulso para seguir en el camino. De una manera velada y empañada, empieza a notar la cercanía y proximidad del autor de todas sus inquietudes e interrogantes, y valora la necesidad absoluta que tiene de su existencia, pues su carencia le deja hueco.

En este escenario y en el tiempo, la razón es sorprendida por un fogonazo que la ilumina. Es una luz que la purifica pero especialmente la sublima; esta nueva razón sublimada, superando sus capacidades naturales, ya puede hollar en esas dimensiones sin tiempos ni espacios de los han surgido infinitudes e inmortalidades. Y en esta persistente orientación y en una espera gozosa y activa enriquecida con un significativo y pacífico silencio, se conforman condiciones favorables para que pueda tener una experiencia íntima y personal que le haga contemplar en su hondón, de manera inefable, el sello de la imagen de Alguien, con mayúscula, con la que fue impresionado desde el primer momento de su creación, y entiende que con el don de Su gracia que señaló aquel fogonazo, le infundió la certeza interior de su presencia y existencia.

Este acontecimiento se manifiesta en esa persona porque “brilla en su mirar la luz del sol”; todo empieza a ser ganancias, porque aunque no se libra de adversidades, oscuridades, sequedades y conflictos, en ocasiones superiores a las comunes, éstas son interpretados y valorados como oportunidades que le llena de singulares plenitudes y la muerte es la bendición que permite el encuentro definitivo con la Vida.

“Y es que nada es más semejante a Dios que el hombre en su alma”


José Rosado Ruiz

Médico acreditado en adicciones

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.