NoticiaEcumenismo y diálogo interreligioso

La Iglesia, una y diversa

Publicado: 07/01/2011: 962

En unos días celebraremos el octavario de oración por la unidad de los cristianos, una cita anual en la que la Iglesia Universal vuelca sus esfuerzos, porque el camino ecuménico es una necesidad de primer orden de cara a la evangelización del tercer milenio.

Y es que, como recordaba recientemente el Santo Padre, "en un mundo marcado por una creciente interdependencia y solidaridad, estamos llamados a proclamar con renovada convicción la verdad del Evangelio y a presentar al Señor resucitado como la respuesta a las preguntas y aspiraciones espirituales más profundas de los hombres y de las mujeres de hoy. Para poder tener éxito en esta gran tarea, (los cristianos de las diferentes confesiones) debemos continuar progresando en el camino hacia la plena comunión, mostrando que ya hemos unido nuestros esfuerzos por un testimonio común del Evangelio ante los hombres de nuestro tiempo". 

Sin embargo, la mayoría de los cristianos de a pie viven el diálogo ecuménico como algo alejado de su realidad, que queda fuera de su competencia. Pero lo cierto es que es una tarea de cada uno de los creyentes desde nuestro ámbito de acción.

Es cierto que es necesario un diálogo ecuménico intelectual, reservado a los teólogos, que son los encargados de buscar la verdad que nos une a partir de la Sagrada Escritura y la Tradición. Pero este diálogo, por sí solo, no basta. Es necesaria la conjunción de más "fuerzas". El resto de los fieles también estamos llamados a un camino ecuménico espiritual, uniéndonos en oración, pidiéndole al Padre, como Jesús ya hizo, que seamos uno. Aquí se enmarca la celebración del octavario.

Y también es necesario un ecumenismo de acción, basado en los gestos de amor fraterno. Iniciativas a favor de los desfavorecidos, inmigrantes, toxicómanos, etc. ya han sido puestas en marcha con éxito por cristianos de distintas confesiones, propiciando así una unidad real en torno al mandamiento del amor fraterno.

Artículo de "Redacción" publicado en la revista Diócesis

Autor: diocesismalaga.es