NoticiaEcumenismo y diálogo interreligioso

Síntesis de la investigación ecuménica de Rafael Vázquez

Publicado: 18/01/2012: 2190

Rafael Vázquez es doctor en teología dogmática. Su tesis doctoral lleva por título "La Iglesia como sacramento ¿base para una eclesiología ecuménica convergente?" A continuación él mismo nos resume el contenido del trabajo.

El estudio realizado parte de la definición de la Iglesia "como sacramento" acuñada por el Magisterio de la Iglesia católica en el concilio Vaticano II. Una definición no exenta de dificultades para la teología en campo católico, protestante y ortodoxo: ¿se trata de un "octavo" sacramento?, ¿resta así la Iglesia protagonismo a Cristo, único Salvador universal?, ¿cómo compaginar en esta "Iglesia sacramento" la santidad y el pecado?

Prácticamente desde los comienzos del diálogo ecuménico se han ido abordando estas cuestiones acerca de la sacramentalidad de la Iglesia. Prueba de ello son las continuas referencias a este tema en los documentos oficiales del diálogo a nivel multilateral y bilateral. De ahí que el objetivo de nuestro trabajo sea un estudio de estos documentos, centrándonos a nivel bilateral en los diálogos de la Iglesia católica con los ortodoxos y los luteranos.

IGLESIA SACRAMENTO

Así mismo, hemos expuesto el estado de la cuestión en la teología actual, basándonos en autores de gran relevancia del ámbito católico (S. Pié-Ninot, P.-B. de La Soujeole y A. Scola), protestante (W. Pannenberg y E. Jüngel) y ortodoxa (B. Bobrinskoy y I. Zizioulas). A través de sus ricas aportaciones, dudas y variadas perspectivas se exponen aquellos temas que posibilitan el avance por el camino de una eclesiología convergente desde la concepción sacramental de la Iglesia.

En el trasfondo de estos años de reflexión hay un convencimiento: la necesidad de alcanzar una definición compartida de la Iglesia desde la que poder afrontar otras cuestiones que nos dividen (sucesión apostólica, ministerio petrino…). Sería imposible lograr el consenso partiendo de lo "concreto" sin la previa aceptación de un humus común, que acepte la diversidad y la particularidad como riqueza, no convirtiendo ésta en un absoluto que imposibilite la auténtica comunión.

Autor: Rafael Vázquez

Más noticias de: Ecumenismo y diálogo interreligioso