NoticiaEducación

La vuelta al cole: la alegría del reencuentro

Publicado: 03/09/2013: 3019

¿Cómo hacer menos traumática la vuelta al cole? Esa es la pregunta que todos: padres, niños y profesores se hacen en estos últimos días de descanso estival. Es época también de programar el curso, de planificar con tiempo el trabajo para que no nos "pille el toro". Buenos propósitos para un curso que se presenta cargado de nuevas ilusiones. Expertos en educación nos ofrecen sus consejos para que la vuelta a la rutina nos sea más provechosa.

«¡Qué ganas tengo de que empiece el colegio!», es una de las frases más escuchadas en estos días en los que la falta de una rutina tan estricta como la que los niños suelen llevar a cabo el resto del año, los hace estar más “impertinentes”. 

Dice el libro del Eclesiastés que “hay bajo el sol un momento para todo, y un tiempo para hacer cada cosa” y es que, efectivamente, las personas tenemos nuestros ritmos. Ya es tiempo de dejar atrás el descanso, la diversión y el ocio veraniego para ponerse a trabajar en serio por sacar adelante este nuevo curso.

Miguel Cristóbal Rueda: «Las extraescolares, fundamentales para la formación integral» 
«Las actividades extraescolares son fundamentales para la formación integral de los alumnos. Primero, porque complementan el currículum que se trabaja en el colegio. Segundo, porque se desarrollan otros valores que no podemos desarrollar por la mañana al ser más alumnos. Y tercero, porque las actividades que se trabajan son distintas, divertidas, apasionantes y enriquecedoras». Son palabras de Miguel Cristóbal Rueda, director del colegio Padre Jacobo y de la Escuela Deportiva de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santa María de la Victoria. Y es que, el comienzo de curso es también el momento de planificar las actividades extraescolares de los niños. «Yo, desde pequeño, –afirma– he estado en todas las actividades extraescolares que he podido: inglés y deporte sobre todo, y lo aconsejo. Es fundamental y necesario para un alumno hoy en día».

Luis Merino: «Los apretones de última hora ayudan poco»
Para el Jefe de Estudios del Colegio San Patricio, Luis Merino, lo más importante para empezar bien el curso es «no perder el hábito durante el verano. Creo que es fundamental durante todo el verano tener un hábito de lectura, una tarea asignada… Los apretones de última hora ayudan poco. Los profesores notamos, sobre todo en edades más tempranas, que muchas de las destrezas que los niños habían adquirido durante el curso algunos niños las pierden porque los desconectamos demasiado. Se nota mucho cuando un niño durante el verano ha tenido aunque sea sólo un rato algunos días en semana de trabajo, de estudio, de lectura. Aunque sólo sea leer un cuento, o pasar una tarde en una biblioteca de la zona... Eso ayuda muchísimo. Empieza el curso con el motor frío supone una dificultad añadida. El motor tiene que venir, al menos, templado».

Mª Jesús Martín: «Los niños tienen que tener tiempo para jugar»
Mª Jesús Martín, madre de familia numerosa está convencida de que la clave para comenzar el curso con buen pie está en mantener cierta rutina incluso durante el verano: «yo no corto el ritmo del colegio durante las vacaciones. Obviamente, los horarios son más relajados, sobre todo en agosto, pero desde primeros de septiembre, entramos en la dinámica de levantarnos a una hora, hacer las tareas de la casa, comer a una hora concreta…». En cuanto a la organización del curso que estamos a punto de comenzar, Martín es muy práctica: «Cuando la familia es muy grande, las actividades extraescolares son problemáticas por cuestiones organizativas y económicas. Además, pienso que los niños tienen que tener tiempo para jugar, para relacionarse con sus hermanos… Limito las actividades extraescolares a las clases de apoyo que algunos de los niños necesitan».

Dolores Valverde: «El problema no es el niño. El problema son los padres»
Uno de los casos que más preocupa a los padres es el de los niños que entran por primera vez al colegio. ¿Cómo evitar que se convierta en una amarga experiencia? Dolores Pariente, profesora de Infantil en Virgen del Carmen es contundente: «Hay que quitarse los miedos. Muchos padres creen que dejan a los niños abandonados en mitad de la calle y no es así. Se quedan en manos de profesionales con muchos años de experiencia y no hay mejores manos para sus hijos. Sobre todo los padres primerizos deben estar tranquilos porque los colegios son sitios muy preparados, sin ningún peligro. Y es que el problema, muchas veces, no es el niño. El problema son los padres y ese nerviosismo se traslada a los niños». En esta etapa escolar, también «es fundamental que los niños ya vengan sin pañales y sin chupete, y el verano es la época ideal para dejarlos atrás».

Autor: Antonio Moreno Ruiz