NoticiaEducación

La demanda en los centros concertados católicos de Andalucía sigue superando un 30 por ciento la oferta

Publicado: 01/04/2014: 4363

Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), organización patronal que aglutina a la mayoría de los titulares de los centros educativos católicos de la comunidad autónoma, ha ofrecido en Málaga una radiografía de la educación concertada en la comunidad y ha abogado por un mayor diálogo entre los partidos y los agentes implicados en el sector educativo que cristalice en un gran pacto por la educación.

En la rueda de prensa ofrecida esta mañana en Málaga, Carlos Ruiz, secretario general de la organización, ha señalado que la demanda en los centros concertados católicos andaluces supera en un 30 % la oferta. «Estamos aquí para dar respuesta a una demanda social. Representamos un modelo educativo que tiene una larga y rica trayectoria y que está dando respuesta a lo que muchas familias quieren para sus hijos»

Para el representante de esta entidad, las escuelas concertadas católicas «forman parte de una red no subsidiaria, sino complementaria a la pública. No somos de segunda categoría. Damos respuesta a lo que muchas familias, dentro de un pluralismo y de una libertad, quieren para sus hijos. ¿Por qué eligen nuestros centros? Por dos cosas: primero, por el modelo educativo en cuanto a la educación en valores. Nosotros somos centros de Iglesia. Nuestros colegios son plataformas de evangelización desde la cultura. Y eso siempre lo dejamos claro. Y en segundo lugar, por la calidad de enseñanza que se imparte». Esta calidad viene avalada por datos como que –señala Ruiz– «casi todos nuestros centros tienen el ISO 9001 y también el modelo de excelencia EFQM. También hablamos de calidad contrastada si miramos los datos del informe PISA».

Por otra parte, el secretario general ha anunciado un plan de calidad para sus 61 colegios en Málaga que va a suponer un salto de calidad educativa en los próximos años en los colegios concertados. Este plan incluye un nuevo modelo educativo alejado de los moldes tradicionales, así como un acuerdo de colaboración con la Univesidad de Cambridge para implantar el bilingüismo gradualmente en todos sus centros.

Ruiz ha recordado que mientras que la Junta de Andalucía paga casi 6.000 euros por cada plaza en un centro público, esta cantidad se reduce a la mitad cuando se trata de un centro concertado. Por eso, ha señalado “no queremos ningún privilegio, pero tampoco queremos ser ciudadanos de segunda”.

Por su parte, Francisco Luis Martínez, presidente de ECA en Málaga ha querido desmontar con datos algunos de los mitos sobre la Escuela Concertada, como el de que son centros elitistas o que no escolarizan a población inmigrante.  «No hay elitismo –señala Martínez– porque el estatus del centro lo determina la administración pública. Para la escolarización se prima la proximidad al centro. Por eso, tanto los centros públicos como los concertados tienen un estatus determinado por la geografía, por la localización. Hay centros públicos que están en zonas socioeconómicamente muy altas mientras que también hay centros concertados en zonas como la Palmilla, la Goleta o el barrio de pescadores de El Palo. En esta barriada, por ejemplo, puedo decir que ningún centro público tiene el número de inmigrantes que tienen los nuestros».

Autor: Antonio Moreno @Antonio1Moreno