NoticiaEducación

Por una educación que multiplique oportunidades

Una silla roja, símbolo de la campaña
Publicado: 06/11/2014: 4526

Entreculturas presentó en la mañana del miércoles 5 de noviembre en Málaga el Informe “Inclusión y equidad. Una educación que multiplica oportunidades”.

Vivimos en una aldea global donde el 1% de la población acumula el 50% de la riqueza mundial, 1.300 millones de personas sobreviven en pobreza extrema con menos de 1 dólar diario. José Manuel Moreno, responsable del departamento de Estudios de Entreculturas, destacó que "esta desigualdad tiene consecuencias devastadoras en la educación: 175 millones de jóvenes de países de ingresos bajos y medio bajos son incapaces de leer toda una oración o parte de ella". Actualmente 250 millones ven vulnerado su derecho a recibir una educación de calidad, bien porque no tienen acceso a la escuela – es el caso de 58 millones – bien porque la abandonan tempranamente o porque la calidad es deficiente.

Pero no solo la desigualdad genera inequidad en el acceso a la educación, también ocurre en sentido contrario, la ausencia de educación o una educación de baja calidad es generadora de pobreza y desigualdad. Los colectivos más vulnerables que con más facilidad son arrastrados a este círculo de pobreza e inequidad en el acceso a la educación son las niñas y mujeres, los niños, niñas y jóvenes que residen en zonas rurales, aquellos/as  pertenecientes a minorías étnicas, niños y niñas trabajadores, los niños y niñas con discapacidades y los niños y niñas que viven en países afectados por conflictos armados, en situación de refugio, desplazamiento o migración. Cuando dos o más factores de exclusión se juntan, las condiciones pueden ser especialmente dramáticas. Esto fue lo que nos contó Luís Hipólito sobre la realidad de Guatemala, donde a pesar de que la población indígena supera el 40% del total del país vive excluida del acceso a la educación y a otros muchos derechos.

Estos colectivos en riesgo de exclusión deben ser prioritarios a la hora de ser incorporados en cualquier programa educativo. Por este motivo, Entreculturas cree que es necesario defender y promover una educación inclusiva, donde todas las personas tengan un lugar. Un sistema educativo de calidad es el que da a cada persona la oportunidad de aprender y transformar su realidad pero también, el que es capaz de convertir la diferencia y la diversidad en un valor agregado del que todos y todas podemos beneficiarnos. La educación inclusiva creemos que contribuye significativamente a un modelo social más equitativo y justo.

Entreculturas lanzaba la idea de que en la agenda de Desarrollo Post-2015 tenemos la oportunidad para afianzar finalmente sistemas y acciones educativas transformadoras y de calidad que multipliquen oportunidades de igualdad y de justicia para todas las personas.

 

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga