NoticiaEducación

Consejos para una feliz vuelta al cole

Publicado: 01/09/2015: 5147

Acaba el mes de agosto y, con él, el tiempo de vacaciones para la mayoría de los estudiantes. A partir del 10 de septiembre, los colegios vuelven a abrir sus puertas para los alumnos de Infantil y Primaria, y, desde el día 15, para los de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. La directora pedagógica de la Fundación Victoria, Mª Jesús Floriano, nos ofrece algunos consejos para minimizar el impacto de la vuelta al trabajo y sacarle todo el partido al nuevo curso escolar 2015-2016.

Tranquilidad ante todo. Que no cunda el pánico. Aún quedan unos días para que comience el curso y hay tiempo para adaptarnos, planificar, organizar y llegar al primer día de cole con ilusión y esperanza. Para Mª Jesús Floriano, lo más importante ahora es «recuperar los hábitos perdidos durante este tiempo de verano y de vacaciones. Sobre todo, el cambio de horarios, porque durante el verano los niños suelen irse a dormir también un poco más tarde. Tampoco se puede esperar al primer día de clase, sino que hay que empezar poquito a poco. Esto es válido no sólo para los más pequeños, sino también para los mayores. Muchos niños empiezan a ponerse nerviosos por su deseo de volver a encontrarse con los amigos, otros por ser la primera vez, por haber cambiado de centro... Hay que estar pendientes incluso de la alimentación».

Para afrontar el curso con éxito, es importante hacer atractivo el proceso educativo. Según Floriano, «estamos viviendo una revolución educativa. Estamos inmersos en procesos de innovación con cambios metodológicos. Van en la línea de que el alumno sea el protagonista de su propio aprendizaje y de que el profesor sea el que le ayude en su plan de aprendizaje, que sea su “coach”. Es importante la motivación, tenemos que tener alumnos motivados, con ganas de aprender. Y eso es una tarea fundamental, tanto de las familias como del colegio. Los niños tienen que ir al colegio con ganas de aprender y yo creo que esta nueva metodología está fomentando ese “querer ir” a la escuela y querer aprender».

Pero para que el curso se inicie bien y termine mejor, la comunicación entre los niños y sus padres es básica. «Hay que escuchar a los niños porque ellos tienen mucho que decir –afirma–. Hay que tener tiempo de hablar con ellos, de preguntarles cómo se encuentran, qué sienten. La familia es fundamental en el proceso de aprendizaje de los niños y esto se está perdiendo. Hablamos de que es necesario un pacto político en la educación, y es cierto, pero quizá lo que verdaderamente necesitamos es un pacto familia-escuela. La implicación de los padres no es sólo ayudarles a hacer los deberes, porque entre otras cosas eso de llevar deberes a casa es uno de los temas que pone en cuestión esta revolución educativa. Los niños necesitan a los padres, necesitan a las familias, necesitan ser oídos, escuchados, que estén atentos, que se juegue con ellos. La familia se tiene que implicar. El niño necesita al padre y a la madre, no solamente al profesorado. No podemos dejar la educación sólo en manos del colegio».

Hay que fomentar la llamada “inteligencia espiritual”

La educación integral de todos los aspectos de la persona es fundamental para el desarrollo del alumno. Según Floriano, «hay que buscar un hueco para la espiritualidad. Es un aspecto básico. Se habla del concepto de “inteligencia espiritual”. Si es importante para todos, todavía más para nosotros como colegios diocesanos. La formación religiosa también es fundamental. Siempre hemos tenido una clasificación de las asignaturas importantes: Matemáticas y Lengua; y las típicas “marías”: Religión, Plástica... Hay que decir que, tanto unas como otras, son importantes, complementan la formación del alumno y también le llenan. Tenemos que trabajar en este nuevo camino de la educación. Nosotros, en particular, en la Fundación Victoria, entendemos que la fe se transmite desde que se entra en el centro, en cada momento, no es sólo un aspecto que se toca en la clase de Religión. Asimismo, potenciamos la vivencia de la fe de aquellos alumnos que así lo desean con las actividades del Movimiento Infantil y Juvenil Santa María de la Victoria».

Las actividades extraescolares, ¿cómo escogerlas?

Las actividades extraescolares, según Floriano, vienen a complementar la formación del alumno y son una forma también de relacionarse con los compañeros. «Es importante escogerlas siempre en función de los intereses y los gustos del niño. Porque no se trata de hacer actividades por hacer, de rellenar la tarde, sino que tienen que ayudar al niño en su pleno desarrollo. Los niños necesitan también jugar, necesitan estar con los amigos, necesitan tiempo libre. El juego es importantísimo y hay que fomentar lo lúdico, no solamente lo curricular». En este sentido, la Fundación Victoria ha desarrollado una Escuela Deportiva, una Escuela de Música y una Escuela de Idiomas que ofrecen la posibilidad de complementar la formación tanto de los niños como, en ocasiones, del resto de la comunidad educativa. La música, el deporte y los idiomas son también una oportunidad para transmitir valores fuera del horario lectivo.

Antonio Moreno Ruiz

Antonio Moreno Ruiz. Periodista de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno