NoticiaEl santo de la semana

San Antonio María Claret, misionero 24/7

San Antonio Mª Claret
Publicado: 19/10/2020: 1077

¿Que no sabe usted qué significa 24/7? Es la contracción de 24 horas al día y siete días a la semana que los jóvenes de hoy utilizan para subrayar la implicación de alguien que se toma muy en serio su tarea. Y viene de perlas para describir lo que la misión supuso en la vida del santo de esta semana, san Antonio María Claret (24 de octubre).

Nació en Sallent (Barcelona) en 1807, y a los doce años, su padre lo puso a trabajar en el telar familiar. A los 22 años ingresó en el Seminario de Vic y, a los 28, recibió la ordenación sacerdotal porque su obispo veía en él algo extraordinario, destinándolo a la parroquia de su pueblo. Pero su ardor evangelizador le hizo que se le quedara pequeña aquella tarea.

Quería imitar a san Francisco Javier, patrono de las misiones, y solicitó ingresar en los jesuitas; pero una vez allí descubrió que no es esa la llamada de Dios. Regresó a España, recibiendo el título de «Misionero Apostólico» con el que recorrió prácticamente toda Cataluña predicando durante 4 años, siempre a pie.

Luego lo llamaron de Canarias e hizo allí lo mismo durante año y medio. De vuelta a su tierra, fundó la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (claretianos) y enseguida es nombrado Arzobispo de Santiago de Cuba.

Allí sufrió un atentado que estuvo a punto de costarle la vida. La Reina Isabel II lo llamó a Madrid para ser su confesor, lo que le sirvió para misionar en aquella ciudad y en todas las ciudades a las que viajaba acompañando a los reyes. En época revolucionaria es perseguido, tiene que huir del país y acude a Roma donde toma parte activa del Concilio Vaticano I.  Enfermo, perseguido y desterrado, murió en Francia en 1870.

Domund es todo el año

Charitas Christi urget nos (el amor de Cristo nos apremia). Estas palabras de la epístola a los Corintios fueron las elegidas como lema episcopal por el fundador de los misioneros claretianos y así vivió él el anuncio del Evangelio, como una urgencia.

En este fin de semana en el que celebramos el Domund, la figura de san Antonio Mª Claret nos ayuda a entender la absoluta urgencia del anuncio alegre del amor de Dios a cada uno de los hombres.
No tuvo suficiente con gastar su vida recorriendo el mundo misionando, sino que, consciente de la importancia de los medios de comunicación para extender el Evangelio, fundó una Librería Religiosa que en 18 años distribuyó 2.800.000 libros y 5.000.000 de ejemplares de otras obras menores y hojas volantes.

Predicar a tiempo y a destiempo, en octubre y todo el año, de viva voz, por escrito, desde el púlpito o hasta por las redes sociales. Acabamos de celebrar el domingo del Domund, pero Domund es todo el año.

Antonio Moreno Ruiz

Antonio Moreno Ruiz. Periodista de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno