BlogsEn clave menor

Castañueleando

Publicado: 24/06/2016: 695

Hace un año conocíamos su historia. La hermana Victoria de la Cruz ha cumplido esta semana 109 años. Sigue tocando las castañuelas, subiendo y bajando las escaleras, comiendo de todo y acordándose mucho de su tierra. Afirma que está viva gracias a que su familia se acuerda de ella. Esta religiosa adoratriz malagueña lleva desde 1936 en Japón, donde ha vivido la Segunda Guerra Mundial y los bombardeos nucleares de Hiroshima y Nagasaki.

La vida de Victoria es la vida de un corazón entregado a Jesucristo. Aunque no se olvida de su tierra, y habla regularmente con su familia, su destino ha estado siempre donde Dios la ha puesto, y en Japón se ha dejado la vida ayudando a la promoción de mujeres y niños pobres.

Actualmente, vive en una residencia de religiosas en Tokio, donde las religiosas adoratrices evitan que las chicas con menos recursos caigan en las redes prostitución. Sigue tocando las castañuelas para sus hermanas religiosas, y su alegría ha transformado su entorno, y sigue llegando todavía a la tierra que la vio nacer hace 109 años.


Ana María Medina

Ana María Medina es periodista, licenciada en Comunicación Audiovisual, doctora en Publicidad y Comunicación y especializada en temas de menores. Desarrolla su labor profesional como portavoz de la Diócesis de Málaga y miembro de la delegación de medios de comunicación de la Diócesis, además de en programas religiosos de la cadena COPE y TRECE.

_AnaMedina_
Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.