NoticiaEntrevistas

«El Belén es cátedra, tribunal y trono»

Mariano Fazio, vicario general del Opus Dei
Publicado: 24/12/2018: 1412

Mariano Fazio, el nuevo vicario general del Opus Dei (Buenos Aires, 1960) ha pasado por Málaga para participar en el IX Simposio sobre San Josemaría celebrado en Jaén

Durante estos días «la escena del nacimiento más humilde, pero el más universal de la historia» se recrea en numerosos hogares ¿Cómo valora la costumbre de poner los Belenes?

La costumbre de poner Belenes la valoro muy positivamente. La persona humana es alma y cuerpo, y hasta las cosas más espirituales nos tienen que entrar por los ojos. San Francisco de Asís comenzó esta tradición en el siglo XIII, y son incontables las familias que se han beneficiado de esta oportunidad que se nos da todos los años de montar el Belén en familia, reviviendo uno de los momentos claves de la historia de nuestra salvación.

¿Cómo podemos rezar frente al Nacimiento?

San Josemaría decía que Belén es cátedra, tribunal y trono. Cátedra, porque desde el pesebre, Jesús nos enseña la humildad, la pobreza, la ternura, el don de sí. Tribunal, porque al contemplar al Señor nos damos cuenta que tenemos que despojarnos de nuestro propio yo: nos juzgamos a nosotros mismos y sacamos el propósito de mejorar. Trono, porque desde Belén el Señor reina con su misericordia y su amor por todos. Si reflexionamos en estas ideas podremos sacar mucho provecho de la contemplación del Nacimiento. 

Ha venido a España para hablar sobre cómo “transformar el mundo desde dentro” ¿Cómo se consigue esto?

San Josemaría decía que había que amar al mundo apasionadamente y creo que es importante porque para cambiar una realidad hay que amarla. Cuando uno ama algo y ve que hay cosas que mejorar procura cambiarlas. Si uno es indiferente no cambiará nada. En este mundo hay cosas muy positivas y muy buenas. Como en todas las épocas, en esta también hay luces y sombras. Debemos tratar de que haya cada vez más luz y menos sombras, y hacerlo desde dentro. Los cristianos estamos llamados a la santidad. Un santo puede cambiar la sociedad en la que se mueve y cambiarla para bien.

¿Qué aporta el Opus Dei a la sociedad actual?

Aporta el mensaje que el 2 de octubre de 1928 recibió san Josemaría, que consiste en la llamada universal a la santidad en medio del mundo, a través de las circunstancias ordinarias. No es que antes nadie dijera que estamos llamados a la santidad; pero en muchos casos se pensaba que la santidad en medio del mundo era imitar el modelo de los religiosos, sacerdotes... Lo específico del espíritu del Opus Dei es santificarse en medio del mundo a través de la circunstancias ordinarias. Dios nos quiere santos en el trabajo, en la familia, en las relaciones sociales, a través de la amistad. Esos ámbitos donde nos movemos las personas normales de la mañana a la noche. En el Sínodo, una de las frases que más se recordó fue de Pablo VI, y decía que: “en los tiempos modernos la gente pide más testimonios que maestros” por eso debemos testimoniar a Cristo con una vida coherente en medio de una sociedad que busca autenticidad.

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente