NoticiaCuaresma

El vía crucis, un mensaje de salvación

Crucifixión en Atarazanas. FOTO: www.cofradesmalaga.com
Publicado: 13/02/2018: 1770

CARTA ABIERTA. Rafael Gil Moncayo, director Espiritual de la Cofradía de Crucifixión, con motivo del vía crucis organizado por la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga y el Cabildo Catedral.

El 16 de febrero se celebrará el solemne via crucis oficial que organiza la Agrupación Cofradías de Semana Santa de Málaga y el Cabildo Catedral. La imagen del Cristo de la Crucifixión saldrá de San Julián a las 19.15 horas. La entrada a la Catedral está prevista para las 20.30 horas

Cuando aún no hemos acabado de digerir nuestra alegría por la reciente celebración de la Natividad del Señor, nos inunda el anuncio de otra gran alegría: se acerca la Pascua de Resurrección.

Pero llegar hasta esa Pascua requiere un camino, el camino hacia la Cruz, en el que los cristianos, desde los primeros siglos del cristianismo, meditamos y acompañamos a Cristo desde el inicio de su Pasión en el pretorio romano, hasta su entrega salvadora en la cruz del Monte Calvario.

Son 14 estaciones que escenifican el sufriente recorrido del Hijo de Dios, que se hace donación para el perdón de toda la humanidad, son 14 oportunidades de reflexionar sobre el infinito amor que Dios tiene a todas sus creaturas; son catorce momentos en los que los seguidores de Cristo tienen la oportunidad de recordar que la cruz es el instrumento para nuestra redención; es un camino, el de Dios, que se hace largo y sinuoso (Dt 2,1), pero es un camino que conduce a la felicidad porque, como reza el Salmo 25, «las sendas de Yahveh son amor y verdad».

Comenzamos el camino cuaresmal. Los creyentes tenemos la oportunidad de acudir a nuestros templos y en comunidad recorrer ese “camino de la cruz”, de revivir ese desbordante amor de Dios que se ofrece, porque, en definitiva, la práctica del “Vía Crucis” hace comprensible visiblemente el mensaje profundo de los misterios salvíficos.

Un Camino de la Cruz que, en Málaga y por un día, se transforma en una gran manifestación pública de fe que busca ayudar a los fieles para entender que el amor de Dios se manifiesta en la entrega de su propia vida en esa Cruz salvadora.

La ciudad, por unas horas, se convierte en un gran templo en el que podremos ver al Santísimo Cristo de la Crucifixión que, en su trono procesional, entra en la S.I. Catedral para recorrer esas catorce estaciones, como pórtico y anuncio del cumplimiento de la gran fiesta de la Resurrección.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga